Medios: aceptarían cambios para sortear resistencias

El oficialismo analiza ampliar el número de comisiones que deberán tratar el proyecto. También aceptaría cambios en el futuro órgano de control.
Pese a la presión de varios grupos multimediáticos y a la oposición de Unión-PRO y una parte del Acuerdo Cívico y Social -ver acá la nueva fisura que se abrió en esta alianza panradical-, el oficialismo decidió apretar el acelerador para tratar su proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Así lo resolvieron los diputados del FpV luego de una reunión con el titular del COMFER, Gabriel Mariotto. No obstante, el kirchnerismo evalúa ampliar el universo de comisiones que deberán tratar la iniciativa antes de que llegue al recinto y aceptaría modificaciones al texto con tal de asegurarse los votos para convertirla en ley.

Los presidentes de la comisiones de Comunicaciones, Manuel Baladrón, y de Presupuesto y Hacienda, Gustavo Marconato, indicaron que habrá "audiencias públicas" a la par de las que lleven adelante los legisladores. Y, además de defender el proyecto del Gobierno, indicaron que esperan que la oposición presente propuestas alternativas "por escrito" para poder evaluarlas.

Quizás por ello, el presidente de Diputados, el ultrakirchnerista Eduardo Fellner, solicitó a la Secretaría Parlamentaria de la cámara que determine si corresponde ampliar el giro a comisiones del proyecto.

Ocurre porque algunos bloques de la oposición reclaman que la iniciativa sea discutida, además de en las comisiones de Comunicaciones e Informática, de Presupuesto y Hacienda, y de Libertad de Expresión, en otras como las de Cultura o de Asuntos Constitucionales.

En tanto, se supo que las audiencias públicas para escuchar opiniones sobre el proyecto y recibir alternativas que se realizarán martes, miércoles y jueves de la semana próxima, tendrían lugar en el Auditorio ubicado en el subsuelo del edificio Anexo, debido a que se estima que tendrán una concurrencia numerosa.

Una fuente cercana a Fellner ratificó que la idea es "buscar el mayor consenso en torno del proyecto" y que la intención del oficialismo no es que se "trate a libro cerrado", sino que está abierto a los aportes que puedan mejorar la iniciativa.

COMISIÓN. Mientras se resuelve el entuerto sobre qué comisiones deben tratar el proyecto de Medios, el debate comenzará pasado mañana y será en un plenario entre las tres por las que pasará el proyecto: Presupuesto y Hacienda, Comunicaciones y Libertad de Expresión.

Antes del plenario, Mariotto volverá el miércoles al Congreso para reunirse con todos los legisladores oficialistas y aliados de las tres comisiones. Es que este martes sólo estuvo con el jefe del bloque K en Diputados, Agustín Rossi, y con las máximas autoridades de las comisiones: el presidente de Presupuesto y Hacienda, Gustavo Marconato; el de Comunicaciones, Manuel Baladrón y el vicepresidente segundo de Libertad de Expresión, Raúl Solanas.

La idea es que de la reunión de las tres comisiones surja un calendario de audiencias públicas de las que participarán tanto funcionarios del Gobierno como representantes de ONGs. Pero el tiempo para la discusión será acotado: las audiencias serán el martes, miércoles y jueves de la semana próxima entre las 10 y las 18.

La reunión entre Mariotto y los diputados giró, justamente, en torno a los cambios con los que podría ceder el oficialismo para asegurarse el respaldo necesario, sobre todo, de sus aliados habituales.

La iniciativa plantea la creación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, integrada por tres representantes del Gobierno y dos del Congreso. Los bloques Solidaridad e Igualdad, Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires y Forja rechazan la idea de que esta entidad dependa del Poder Ejecutivo y proponen la creación de un órgano autárquico.

Entre los proyectos que ya están redactados por otros legisladores, uno establece la posibilidad de que la autoridad de aplicación esté integrada por nueve miembros: seis en representación del Parlamento y tres del Poder Ejecutivo, lo que dará margen de acción a la representación legislativa que alcance un gobierno. En este artículo el Gobierno abrirá el proyecto a debate, si logra convencer al grupo de aliados y de los sectores menos críticos.

Antes de la reunión de este martes, Mariotto había dado muestras de que el Gobierno prevé aceptar cambios o retoques al proyecto original para asegurarse el apoyo de todo el oficialismo y de los habituales aliados del kirchnerismo.

Comentá la nota