Al mediodía la UTA dirá si corta la ruta a Cafayate

El Gobierno dice que la empresa El Indio debe hacerse cargo del pago de los sueldos a sus empleados.
La Unión Tranviaria Automotor (UTA) esperará hasta hoy al mediodía las garantías de que los choferes de El Indio cobrarán los sueldos de noviembre. El secretario general del gremio, Oscar Cruz, aguardará hasta esa hora definiciones de la empresa de transporte interurbano y del Gobierno, antes de ordenar a su gente cortar la ruta 68 -en el ingreso a la ciudad de Cafayate- y disponer paros sorpresivos en el tramo Salta - Cafayate.

Cruz anunció el viernes pasado medidas de fuerza para hoy porque no sabe quién debe pagar los sueldos del mes pasado, si la compañía o el Estado; en el combo también incluye un pedido por la estabilidad laboral para más de 50 trabajadores y pone en duda el cumplimiento de un acta que destrabó un paro anterior y en la que el Gobierno se comprometía a pagar los salarios que reclama.

El ministro de Desarrollo Económico, Julio César Loutaif, dijo ayer a El Tribuno que el acuerdo al que hace referencia el titular de la UTA se firmó en un escenario completamente diferente porque se había dispuesto el cese de la prestación de la empresa El Indio y se ponía en marcha un proceso licitatorio para adjudicar el servicio a una empresa nueva. El cuadro cambió cuando la jueza de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo, Silvia Longarte, hizo lugar en noviembre a una medida cautelar autónoma, suspendiendo lo dispuesto por el organismo provincial y devolviendo a la empresa el servicio.

"El acta en la que garantizamos los sueldos se hizo en un contexto diferente. Al judicializarse el proceso se genera una dilación y, según entiendo, cae el cronograma de pagos dispuesto por el Gobierno porque no sabemos cuándo se resolverá la cuestión", explicó el ministro Loutaif, indicando que debería ser la empresa la que debe cumplir con sus empleados: "El Indio sigue trabajando y cobrando los pasajes, con el fallo judicial se produce un hecho nuevo porque nuestra propuesta cae. No es lógico que nosotros (por el Gobierno) paguemos los sueldos, el empleador es El Indio", ratificó el ministro.

La calidad y cumplimiento de la empresa, propiedad de Martín Domingo, fue varias veces cuestionada. Según Loutaif, este año se registraron cinco conflictos, todos por la cuestión salarial. "En varias ocasiones lo ayudamos a resolver el tema (con préstamos o anticipos de subsidios). Es más, entre septiembre y octubre el Gobierno puso $ 250.000 con ese destino, recursos que nos tendrán que devolver", comentó y recordó que el llamado a licitación buscaba solucionar esos problemas con una firma nueva que también se haría cargo de los trabajadores.

Comentá la nota