En medio de rumores de renuncia el Gobierno de Arturo camina por la cornisa

Al parecer ni siquiera el golpe de timón de 180 grados que le dio el gobernador Arturo Colombi a su alineamiento nacional, que según sostienen los medios periodísticos y políticos de ese orden le valieron un ATN de 100 millones de pesos, le brinda tranquilidad a este tramo de su gestión.

Hoy nuevamente recrudece con fuerza el rumor sobre su renuncia y la escalada del justicialista Rubén Pruyas al sillón de Ferré.

La especie si bien fue desmentida una y otra vez por los más allegados al mandatario correntino, incluso él mismo ayer habría indicado a sus funcionarios que se queda hasta el 10 de diciembre próximo, hay signos llamativos y que llenan de dudas en el accionar del mismo gobernador y sus colaboradores.

Por ejemplo el mandatario no aparece en público, no da declaraciones a los medios, en definitiva no da señales de vida, está desaparecido, algo ilógico en este contexto cuando acaba de perder la elección en la que ponía en juego su reelección por cifras catastróficas, y ha tomado la decisión de virar totalmente su alineamiento nacional pasando de ser ultra cobista a jugarse por Néstor Kirchner al que le brindó el voto de la senadora Anahí Sánchez para lograr la sanción de la nueva Ley de Medios Audiovisuales, controvertida norma que dividió a gran parte de la vida nacional, o acaso este no merece por lo menos una explicación.

Hay muchas cosas que el pueblo quiere saber, como por ejemplo si el gobernador Arturo Colombi, tiene la decisión para gobernar hasta el plazo que le fija la Constitución, o a que se debe el festival de ascensos, promociones y aumentos de sueldos encubiertos que se están registrando en distintas esferas del estado provincial.

Y por supuesto también si es cierto que obtuvo los mencionados 100 millones de pesos que dicen le brindó el Gobierno Nacional, en concepto de que se lo dieron y que va hacer con ese dinero.

Sin embargo se oculta, y genera el caldo de cultivo para que crezcan las versiones sobre su huida del gobierno o que está sumido en una fuerte crisis depresiva que le impide gobernar. Sin dudas todo esto da vida a un componente negativo y lleno de señales contradictorias para este tramo de gestión, que por ahora pfovocan preocupación a la población que no sabe que va a pasar en estos dos meses, y que pueden llegar a tener otras derivaciones sino se vuelve a la cordura por parte de los gobernantes.

Por si todo lo expresado fuera poco como para convulsionar el ámbito político, también trascendió que existe una fuerte crisis entre los ministros del gabinete y el primer mandatario ya que estos habrían entrado en desobediencia. Los hechos se habrían desencadenado durante su estadía en Buenos Aires desde donde habría dado directivas respecto de determinadas medidas que pretendía se tomarán, lo que no solo no fue cumplido sino que recibió fuertes cuestionamientos de más de uno de los responsables de las distintas carteras.

El caso más llamativo sería el que vivió con el mismísimo Ministro Secretario General de la Gobernación Carlos Emir Fagundez quién habría recibido la orden de abonar las pautas publicitarias a pesar de la disposición judicial que impide esto, lo que el funcionario desoyó pidiéndole al mandatario que desista de esta idea, lo que habría generado una fuerte controversia entre ambos, que generó que el titular de la cartera política provincial mudara su familia de la residencia oficial que ocupaban en la avenida Costanera y la trasladara a su pueblo natal La Cruz.

Es muy firme la versión de que el Secretario General de la Gobernación no habría sido el único miembro del Gabinete con quién el gobernador mantuviera un altercado y no acatara las indicaciones dispuesta por este en los últimos días. Según los trascendidos el reclamo de los ministros es que mantenga la cordura en estos días, que normalice las actividades en el estado provincial, que recupere la prudencia y que se inicie con normalidad el proceso de transición que derive en un traspaso del gobierno lo más ordenado posible.

Por el contrario Arturo Colombi no da señales de vida y no advierte que la actual situación que se vive en la provincia necesita de la mayor responsabilidad y madurez, que de lo contrario su gobierno "camina" por la cornisa y que en caso de sucumbir puede comprometer seriamente el futuro de los correntinos.

Comentá la nota