En medio de ola de robos asume nuevo comisario en Montecarlo

La medida pretende llevar tranquilidad a la convulsionada ciudad que se declaró harta de la delincuencia. Ante la presión vecinal, Roberto Pérez es el nuevo jefe de la comisaría
Montecarlo. La movilización de los vecinos ante la creciente ola de asaltos en la ciudad de Montecarlo para pedir más seguridad, provocó el alejamiento del cargo del comisario Raúl Rolón. El jefe policial fue reemplazado por el oficial principal Roberto Carlos Pérez, que se desempañaba en la brigada de investigaciones de la Unidad Regional III.

El descontento de los vecinos por lo que consideraban la inacción del jefe de la comisaría no es nuevo pero tomó vigor en las últimas semanas, apuntalado por la sucesión de hechos delictivos y la aparente incapacidad de la fuerza para detenerlos.

“A raíz de la preocupación de la comunidad por el incremento de los índices delictivos y de no haberse actuado conforme a las necesidades de la situación, la Jefatura ha decidido oxigenar el accionar policial poniendo un nuevo jefe de comisaría”, explicó el comisario mayor sub jefe de la Jefatura de Policía de la provincia, Víctor Rutschman, quien visitó la ciudad y escuchó las demandas de la comunidad.

El objetivo es claro, “trabajar duramente y bajar los índices de delincuencia”, sostuvo Rutschman.

El funcionario evidenció además, la necesidad de “repotenciar” la relación entre los organismos gubernamentales y sociales. “Somos conscientes de que hay puntos por reforzar y en virtud de ello, se viene incorporando personal con mejor formación en todo el ámbito policial”.

Medidas tranquilizadoras

Entre las medidas previstas para efectivizar el control y devolver la tranquilidad a la población, se cuentan el destino de nuevos móviles, el mantenimiento de los móviles disponibles y la afectación de personal policial para el patrullaje nocturno.

“En un primer momento se afectará a personal de las comisarías vecinas hasta que se destine más efectivos para la comisaría de Montecarlo”, indicó Jorge De Lima, comisario inspector de la Unidad Regional III de Eldorado.

Actualmente, Montecarlo tiene a disposición a 35 efectivos, de la Comisaría y el Comando Radioeléctrico, mientras que 15 oficiales de otras dependencias tendrán la tarea de apoyar el operativo de patrullaje nocturno. Durante el día, contarán con el refuerzo de la brigada de investigaciones.

Desde el pasado lunes, la Policía montó en la localidad operativos nocturnos en la costa del Paraná y el interior de los barrios, y desde la fuerza reportaron los buenos resultados obtenidos en las incursiones.

Días atrás, la intendente Elba Auzmendi reconoció su preocupación por el alto índice de delincuencia juvenil y adelantó que se estudia la manera de aumentan paulatinamente el número de agentes, al tiempo que estaría próxima la posibilidad de contar con otra comisaría, “ya se hizo una sesión de terreno para ese fin”.

Realidad estudiada

Por su parte, el principal Pérez, ofreció su particular visión de la realidad que se vive hoy en Montecarlo: “En estos tiempos la seguridad es una cuestión que está en el centro de la escena y nuestra ciudad no esta ajena a lo que sucede en todas partes. Si bien todavía no he dialogado en profundidad con el jefe saliente, tengo conocimiento de lo que está pasando porque estamos trabajando en estos días en patrullas por la ciudad”.

Percepción, voluntades y números

Desde la semana pasada, los vecinos se autoconvocaron para buscar una solución a la ola de delitos en la localidad y uno de los planteos principales que hicieron llegar a las autoridades era el descontento con el desenvolvimiento del comisario Rolón. Además, evidenciaron la necesidad de contar con más personal policial para la Comisaría y el Comando Radioeléctrico y disponer de más móviles.

Al cierre de esta edición, los vecinos que conforman la Comisión Alerta contra la inseguridad, se encontraban reunidos con el nuevo comisario.

Un incremento de entre el 20 y 25 por ciento de los delitos contra la propiedad, en comparación con el año pasado, se registra en esta localidad. Las cifras coinciden con la percepción de inseguridad en los barrios. “Los vecinos se muestran exigentes y decididos pero tienen la voluntad de colaborar y no de excederse y ejercer funciones de policía”, expresó el comisario Jorge De Lima.

Comentá la nota