En medio de la polémica, inventariarán los glaciares

El gobierno pagará con fondos de la minería un relevamiento que hará la UNSJ en la cordillera durante un año.
Justo cuando en el país está en el tapete la discusión por el impacto de la minería en los glaciares, el Gobierno Provincial firmó ayer un convenio con la Universidad Nacional de San Juan para hacer un inédito inventario de esas formas geológicas heladas que son valiosos reservorios de agua en toda la cordillera provincial, desde el límite con Mendoza al límite con La Rioja. El estudio, que durará alrededor de un año, costará 75.000 pesos que saldrán de los fondos que produce la actividad minera, sobre todo las regalías, según fuentes oficiales.

El equipo que estudiará los glaciares estará integrado por el glaciólogo Pablo Milana y 4 estudiantes avanzados de geología bajo su coordinación. Justamente Milana es quien protagonizó un contrapunto con la productora televisiva Artear la semana pasada, porque denunció públicamente que lo tergiversaron al hablar de la polémica Ley de Glaciares, que ahora se estudia en el Congreso nuevamente, tras un veto presidencial que algunos sectores ambientalistas atribuyeron a presiones del gobernador José Luis Gioja y de la empresa canadiense Barrick. Milana apareció en un programa especial denominado "Glaciares, el último veto", que se transmitió en Canal 13 y TN, donde el sanjuanino aparece en posición contraria al veto, cuando él sostiene que en realidad lo justifica técnicamente porque tiene muchas imprecisiones.

La controversia con esa ley vetada radica justamente en que las definiciones de glaciares y sus tipos estaban poco acotadas, por ejemplo en lo que alude a "periglaciar" lo que, según la óptica oficial, atenta contra el desarrollo porque con la norma se protegían formas que no podían coexistir con obras de rutas o con el emblemático túnel por Agua Negra. Tras el veto que aplicó Cristina Fernández el año pasado, algunos sectores ambientalistas dijeron que era para favorecer grupos de poder más que por cuestiones técnicas.

Así, en medio de la polémica, llegó esta decisión que según Gioja, no es como respuesta a los planteos de los ambientalistas porque "veníamos trabajando hace bastante con la Facultad de Ciencias Exactas, desde el año 80 y pico que quedó en hacerse, y ahora lo vamos a poder hacer y lo vamos a completar". Sin embargo, agregó que "va a servir obviamente para esclarecer, para evitar las fantasías y cosas que se dicen de esto".

El gobernador apuntó en el acto -donde estuvo acompañado por Milana, el rector de la UNSJ Benjamín Kuchen y el decano de Exactas Rodolfo Bloch, entre otros- que con este estudio la provincia también "se podrá anticipar" a los preceptos de lo que hasta ahora formulaba la ley vetada, que era hacer un registro de los glaciares en todo el país. Y que los resultados se complementarán con lo que exija la norma, una vez aprobada nuevamente, ya que todos los sectores coinciden en que es necesario proteger estas geoformas, principalmente como fuente de agua. Esto último no es un dato menor porque la ley vetada estipulaba que todo el registro glaciológico iba a estar a cargo del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla) con sede en Mendoza, lo que Milana aseguraba que era reprochable porque atenta contra el federalismo.

Comentá la nota