En medio de la polémica por la beatificación de Pío XII, el Papa visitó la sinagoga de Roma

En medio de la polémica por la beatificación de Pío XII, el Papa visitó la sinagoga de Roma
El Papa Benedicto XVI aseguró en la sinagoga de Roma que el Vaticano "también socorrió, con frecuencia de manera oculta y discreta", a los judíos durante el nazismo, lo que constituye una respuesta a las críticas a Pío XII de haber guardado silencio ante el Holocausto.
En un discurso, pronunciado durante su primera visita a la sinagoga de Roma, el Papa recordó la deportación de miles de judíos de la capital, y "la horrenda agonía de aquellos asesinados en el campo de exterminio de Auschwitz".

"¿Cómo olvidar sus rostros, sus lágrimas, la desesperación de hombres, mujeres y niños?", dijo. "La Sede Apostólica también socorrió, con frecuencia de manera oculta y discreta", dijo.

"Desafortunadamente muchos fueron indiferentes, aunque muchos otros, entre ellos numerosos católicos italianos, sostenidos por la fe y las enseñanzas cristianas, con coraje abrieron los brazos para socorrer a los judíos perseguidos y que huían, aún a riesgo de perder la propia vida", agregó el Papa, quien fue varias veces aplaudido.

"La memoria de esos eventos debe obligarnos a reforzar los lazos que nos unen, para que crezca la comprensión, el respeto y la aceptación", añadió.

La sombra de Pío XII, el pontífice acusado de guardar silencio ante el Holocausto nazi marcaron la visita del Papa. El presidente de la comunidad judía de Roma, Riccardo Pacifici, pidió por su parte al Papa que abra los archivos sobre el controvertido Papa Pío XII (1939-1958).

"El silencio de Pío XII frente al Holocausto nos duele todavía, es algo que aún falta", dijo Pacifici, abordando uno de los temas que más generaron fricciones recientemente entre católicos y judíos.

Varios líderes religiosos judíos pidieron que se detenga el proceso de beatificación de Pío XII, al menos por una generación, ya "que hiere a los sobrevivientes aún vivos".

Comentá la nota