En medio de internas el campo definió su postura

En medio de internas el campo definió su postura
De cara a la reunión que mantendrán con el ministro de Agricultura de la Nación, la Mesa de Enlace pedirá "soluciones satisfactorias" al Gobierno por el trigo. En Provincia Coninagro echó a referentes por tener acercamientos con el Ejecutivo.
En medio de un clima tenso y teñido por las internas, la Mesa de Enlace (Sociedad Rural, Federación Agraria, Coninagro y CRA) se reunió ayer por la tarde antes de retomar el diálogo con el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez.

En el encuentro trataron la propuesta oficial de crear de una "Mesa Nacional de Trigo", pero recordaron que el Ejecutivo aún no contestó el petitorio que hicieron.

En este escenario, Domínguez recibirá a la Mesa de Enlace para revisar el estado de situación de los reclamos planteados por los ruralistas en el documento elaborado en el teatro Broadway, según anunció el titular de Coninagro, Carlos Garetto.

"En la medida en que no haya una solución integral para los problemas del trigo habrá distorsiones en los pagos, en el volumen y en la calidad de la mercadería: actualmente el mercado, sin precio, se torna oscuro por la actuación de operadores que cuentan con ventajas económicas y políticas", dijo Garetto.

En ese sentido, Garetto afirmó que esta temática fue analizada en la reunión de ayer, durante casi tres horas, por la Mesa de Enlace, y el alcance de la invitación cursada por Domínguez a los miembros de la comisión para reunirse hoy desde las 19 en la cartera agropecuaria.

Para el titular de Coninagro, "Domínguez hace un gran esfuerzo y tiene muy buena intención, y muestra además que está desesperado por encontrar una salida. Pero debe enfrentar más obstáculos dentro del Gobierno de Cristina Kirchner que por parte de los productores".

Tras dejar la sede de la Sociedad Rural (lugar del encuentro), el ruralista refirió que hasta el momento el ministro "no contestó el petitorio", y consideró que las entidades del campo esperan hoy "soluciones satisfactorias que lleven alivio a los productores trigueros".

Otro de los compromisos asumidos por el ministro de Agricultura fue encontrar una solución a las trabas que tienen los productores que habitan las zonas rurales, a los que la falta de acceso a internet les impide obtener en tiempo real las cartas de porte granarias.

Consultado por los acuerdos cerrados por la Federación Agraria de Entre Ríos y también por el gobierno bonaerense con trigueros de este distrito, Garetto reiteró que la solución debe "ser integral, ya que los movimientos registrados entre provincias, no se reflejan en el mercado".

Internas

El máximo referente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Garetto, solicitó el desplazamiento de los principales dirigentes bonaerenses de la entidad, Mario Raiteri y Raúl González, que eran los que llevaban adelante las conversaciones permanentes con el propio ministro de Asuntos Agrarios Ariel Franetovich desde el año pasado y mantenían un diálogo "casi a diario" con la Provincia.

Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires (Carbap), que preside Pedro Apaolaza, defendió ayer la constitución de la Mesa Triguera pampeano-bonaerense y admitió que los beneficios obtenidos son un "paliativo" frente a la crisis que vive el productor por la falta de precio y mercado que presenta este cereal.

A través de un comunicado, Carbap indicó que la firma de un acta acuerdo con el gobierno bonaerense estuvo "motivada" en "la posibilidad de constituir un espacio dentro del cual se puedan generar a corto plazo mejores condiciones de venta para el trigo, sin dejar de considerarla como absolutamente paliativa".

La entidad que conduce Apaolaza tuvo que hacer público la posición que llevó a una de las más importantes organizaciones nucleadas en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) a firmar un convenio con el gobierno de Daniel Scioli para atender la problemática triguera.

Luego de las críticas recibidas internamente por la directiva nacional de CRA y de otras entidades agropecuarias, Carbap indicó a través de una nota de prensa que "el compromiso de Carbap es con los productores y las respuestas son para los productores, por lo tanto aceptamos, en la emergencia, medidas que puedan aportar soluciones, por más mínimas que sean".

La firma del acta acuerdo, suscrita con el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Ariel Franetovich, suscitó una ola de reclamos internos y especialmente de la Mesa de Enlace Agropecuaria. Reclamos similares a los que promovió el acuerdo al que arribó la Federación Agraria de Entre Ríos, que conduce Alfredo de Angeli, con el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez.

Comentá la nota