Medio gabinete atenderá a la Uocra para calmar el nerviosismo

Obreros levantaron la protesta en Viedma luego del anuncio.

VIEDMA (AV).- Los obreros de la Uocra serán recibidos el martes por una mesa de ministros y altos funcionarios provinciales, para intentar resolver el conflicto que genera la paralización de obras y la caída de puestos de trabajo.

El titular del sindicato en Río Negro, Damián Miller, informó a este medio que antenoche, el secretario de Trabajo, Ricardo Ledo, los convocó a la reunión, siguiendo instrucciones del gobernador Miguel Saiz.

"Ante esta invitación, decidimos suspender todo tipo de manifestación pública", indicó el secretario general de la Uocra.

Se prevé que en la reunión estarán presentes el ministro de Hacienda, Pablo Verani, el de Familia, Alfredo Pega, el secretario general de la Gobernación, Francisco González, el de Gobierno, Diego Larreguy y el titular del Instituto Provincial de Promoción de la Vivienda, Vicente Pili.

Al anochecer del miércoles, los trabajadores -que habían estado concentrados en la Ruta 3 durante toda la jornada, interrumpiendo el tránsito vehicular- fueron intimados con una orden judicial y la presencia del grupo Bora, por lo que decidieron levantar el piquete y trasladar el reclamo frente a la Casa de Gobierno. Allí permanecieron hasta la comunicación con Ledo.

En los primeros días de esta semana, Miller estuvo en Buenos Aires, con representantes de la Secretaría de Vivienda de Nación, quienes le informaron que en diez días se anunciarán obras para todo el país y se confirmará si Río Negro está entre esos programas.

No obstante, responsabilizó al gobierno provincial manifestando que "debería tomar decisiones políticas para adelantar los recursos que permitan el inicio de las obras". Calculó que con alrededor de dos millones de pesos podría resolverse el conflicto, al menos hasta marzo del 2010.

También insistió con la necesidad de poner en marcha las obras del Prozome, del Hogar Pagano, la Lotería y La Casona, con lo cual se podría distender el clima de tensión que atraviesa actualmente el sector de la construcción.

Comentá la nota