En medio de una fuerte tensión, municipales vuelven a marchar

Los trabajadores protagonizaron ayer una ruidosa movilización. Al llegar al Palacio pidieron hablar con el intendente pero éste no los recibió. Anoche, Carranza y Ordóñez cruzaron duras acusaciones
En me­dio de un cli­ma de fuer­te ten­sión, los tra­ba­ja­do­res mu­ni­ci­pa­les vol­ve­rán a mar­char hoy al Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal, pa­ra ver si son re­ci­bi­dos por el in­ten­den­te Juan Ju­re y así po­ner fin a sus re­cla­mos sa­la­ria­les.

La de­ci­sión se to­mó ayer, en la ex­pla­na­da de la Mu­ni­ci­pa­li­dad, al tér­mi­no de una rui­do­sa mo­vi­li­za­ción que se ini­ció en la se­de gre­mial y con­clu­yó en el edi­fi­cio mu­ni­ci­pal.

La pri­me­ra pa­ra­da fue en el Con­ce­jo De­li­be­ran­te, don­de los ma­ni­fes­tan­tes se eno­ja­ron con los con­ce­ja­les por­que no sa­lie­ron a re­ci­bir­los. Pos­te­rior­men­te, se hi­zo es­ca­la en el Re­gis­tro Ci­vil, la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía y el edi­fi­cio del ex Co­rreo, pa­ra re­ca­lar fi­nal­men­te en el Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal.

Allí, el ti­tu­lar del Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res Mu­ni­ci­pa­les, Wal­ter Ca­rran­za, pi­dió ha­blar con el in­ten­den­te Ju­re. Pe­ro las puer­tas del his­tó­ri­co edi­fi­cio per­ma­ne­cie­ron ce­rra­das y cus­to­dia­das por un fuer­te cor­dón po­li­cial.

"Que sal­ga, que nos atien­da. Vie­ron: és­ta es una cla­ra de­mos­tra­ción de que el in­ten­den­te no quie­re dia­lo­gar con no­so­tros", gri­ta­ba Ca­rran­za a los cua­tro vien­tos, mien­tras los ma­ni­fes­tan­tes en­to­na­ban cán­ti­cos en con­tra de Ju­re y tam­bién de la Po­li­cía.

-¿Las ne­go­cia­cio­nes es­tán pa­ra­li­za­das?

-Las ne­go­cia­cio­nes no avan­zan. El Eje­cu­ti­vo no ha da­do nin­gu­na res­pues­ta has­ta el mo­men­to.

En el Con­ce­jo, los mu­ni­ci­pa­les fue­ron a pe­dir ex­pli­ca­cio­nes a los con­ce­ja­les en tor­no de la pro­me­sa de ofi­ciar de ne­xo con el Eje­cu­ti­vo. Ade­más, le pi­die­ron que lo que co­bran co­mo no re­mu­ne­ra­ti­vo sea te­ni­do en cuen­ta en el agui­nal­do.

Pre­via­men­te, el pre­si­den­te del Con­ce­jo, Eduar­do Yu­ni, re­ci­bió, jun­to a los je­fes de blo­ques, al se­cre­ta­rio de Go­bier­no, Car­los Or­dó­ñez, y al fis­cal mu­ni­ci­pal, Her­nán Di San­to, pa­ra ana­li­zar el con­flic­to mu­ni­ci­pal.

En diá­lo­go con la pren­sa, Yu­ni pi­dió "re­fle­xión tan­to al go­bier­no co­mo al gre­mio pa­ra en­con­trar un pun­to de equi­li­brio". Y aco­tó: "Es­to sig­ni­fi­ca que to­dos tie­nen que ce­der un po­co".

En su raid por dis­tin­tas de­pen­den­cias mu­ni­ci­pa­les, los ma­ni­fes­tan­tes de­sem­bar­ca­ron lue­go en el Re­gis­tro Ci­vil, pe­ro es­ta­ba bajo lla­ve.

Pos­te­rior­men­te, pa­ra sor­pre­sa de los tra­ba­ja­do­res nu­clea­dos en ATE, apa­re­cie­ron en el edi­fi­cio de la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía. "Mu­cha­chos, les ven­go a pe­dir que nos apo­yen en es­ta lu­cha. Los go­ber­nan­tes es­tán cua­tro o, a lo su­mo, ocho años. Pe­ro us­te­des si­guen. Res­pál­den­nos", pi­dió Ca­rran­za.

Más tar­de, la mo­vi­li­za­ción lle­gó has­ta el ex Co­rreo, don­de fun­cio­na la Se­cre­ta­ría de De­sa­rro­llo Ur­ba­no, y fi­nal­men­te se di­ri­gió al Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal. Allí, un tra­ba­ja­dor mu­ni­ci­pal pi­dió ha­cer un es­cra­che en el do­mi­ci­lio del in­ten­den­te, pe­ro los ma­ni­fes­tan­tes le ba­ja­ron el pul­gar a la idea.

"Acá no es­tán da­das las con­di­cio­nes pa­ra un diá­lo­go en­tre las par­tes. Es­ta si­tua­ción no con­tri­bu­ye a la so­lu­ción del con­flic­to", di­jo ayer el se­cre­ta­rio Or­dó­ñez en de­cla­ra­cio­nes a la pren­sa.

Y aco­tó: "El in­ten­den­te siem­pre es­tá dis­pues­to al diá­lo­go, pe­ro no en es­tas con­di­cio­nes".

Ano­che, Ca­rran­za y Or­dó­ñez cru­za­ron du­ras acu­sa­cio­nes. El di­ri­gen­te gre­mial de­nun­ció que "Or­dó­ñez fir­mó una re­so­lu­ción con fe­cha 24 de no­viem­bre de 2009 por la cual le otor­ga un 20 por cien­to de au­men­to a pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan en la Mu­ni­ci­pa­li­dad con re­troac­ti­vi­dad al pri­me­ro de se­tiem­bre".

In­me­dia­ta­men­te, el se­cre­ta­rio po­lí­ti­co sa­lió enér­gi­ca­men­te a res­pon­der: "Ca­rran­za mien­te. Lo que se hi­zo fue au­men­tar­les 300 pe­sos a cua­tro lo­ca­do­res de ser­vi­cios per­te­ne­cien­tes a Fis­ca­lía, a quie­nes se les re­du­je­ron los suel­dos. Aho­ra, de 1.500 pe­sos pa­sa­rán a co­brar 1.800".

Y aña­dió: "Con es­tas chi­ca­nas y obli­gan­do a los em­plea­dos a ad­he­rir a la mar­cha, Ca­rran­za no con­tri­bu­ye a crear las con­di­cio­nes pa­ra so­lu­cio­nar el con­flic­to".

Fi­nal­men­te, Ju­re pre­si­dió una reu­nión de ga­bi­ne­te pa­ra ana­li­zar los pa­sos a se­guir en el mar­co del con­flic­to con el gre­mio mu­ni­ci­pal que se agu­di­za ca­da vez más. En ese sen­ti­do, les pi­dió a los fun­cio­na­rios que ga­ran­ti­cen el de­re­cho a tra­ba­jar.

Comentá la nota