En medio del diálogo, un 'duro cruce' entre Scioli y Unión-Pro

En La Plata, donde aspira radicarse a partir de diciembre de 2011 para conducir la Provincia, Francisco de Narváez calificó de "obsecuente" a Daniel Scioli en el marco de un acto que encabezó junto a Felipe Solá con referentes y adherentes de su espacio, el denominado PJ disidente. El peronismo anti-k.
Esta mañana, desde el gobierno bonaerense, salieron al cruce no de aquella calificación de inocultable tono proselitista que se resiste abandonar de Narváez pese a que faltan dos años aún para las próximas elecciones –ayer no sólo ratificó su postulación en la Provincia sino que anunció la de Macri y/o Solá para la Nación- sino de otra acusación más sensible a la administración provincial porque apunta a la gestión de gobierno.

El Ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, calificó de "lastimosas", "oportunistas" y "falaces" las declaraciones del diputado PRO, Jorge Macri, quien opinó que ‘tuvo que haber otro muerto en un boliche para que el gobierno se acuerde de reglamentar leyes que se aprobaron’.

Molesto, el funcionario dijo "más que apresurado es lamentable que un legislador aproveche para descalificar una actitud política del gobierno que no tiene vinculación y se remonta a antes de lo que sucedió".

"El decreto del gobernador de la creación del Registro de agentes que brinden seguridad en los locales bailables fue firmado el 20 de julio, y fue consensuado con varias partes, como ONG’s de víctimas, y distintas secretarías y ministerios. Decir que tuvo que haber otro muerto para que salga la ley es una falacia y un oportunismo político que merece toda descalificación", indicó Cuartango.

Según explicó el funcionario provincial, "la reglamentación ya estaba hecha, pero para llegar a firmarla se trabajó durante estos meses en forma interjuridiccional, con el gremio que nuclea a los trabajadores, con la Secretaría de DDHH, con Seguridad, Educación, Trabajo y organizaciones de familiares de de víctimas. Y lo que se hizo el lunes era sólo la presentación. El hecho es desgraciado y lamentable, pero no tiene que ser utilizado oportunamente".

Jorge Macri había manifestado que "tuvo que haber otro muerto para que se acuerden que tienen que reglamentar las leyes que se aprobaron" y que es "una demostración más de la falta de gestión del Gobierno de la Provincia".

Comentá la nota