En medio de críticas, el Consejo Asesor se reunió con la comunidad

El miércoles por la noche se produjo la primera reunión entre el Consejo Asesor del Organismo Descentralizado y la comunidad. La cita fue en el Club Recreativo Claromecó ante una concurrencia de unas setenta personas. En la reunión no faltaron las polémicas y los cuestionamientos para el accionar tanto de la directora como del Ejecutivo municipal.

El miércoles por la noche se produjo la primera reunión entre el Consejo Asesor del Organismo Descentralizado y la comunidad. La cita fue en el Club Recreativo Claromecó ante una concurrencia de unas setenta personas. En la reunión no faltaron las polémicas y los cuestionamientos para el accionar tanto de la directora como del Ejecutivo municipal.

Estuvo encabezada por la directora del ente descentralizado Mary Souto, quien llegó a pocos minutos de haberse iniciado la reunión procedente de un viaje. Estuvieron los consejeros titulares Jorge Martínez, Luis Defieri, Arnaldo Noejovich y Daniel Decillis, a quienes se sumó Haydée Di Nardo, que aún no mantuvo reuniones con el Consejo puesto que su nombramiento se oficializó pocos días atrás, tras la renuncia de Carolina Mitidieri.

En un principio los consejeros explicaron a la población acerca de los alcances de su función, y luego hicieron un balance de los temas tratados hasta el momento y de los puntos en carpeta. El Consejo puso de manifiesto que cuando se trabaja en forma mancomunada con la comunidad, se consiguen logros positivos. Pusieron como ejemplo el tema de la salud, con los dos médicos que habrá a partir de diciembre. Esa inquietud nació de un petitorio con las firmas de la población, que recogió el Consejo y le dio el curso correspondiente.

Los consejeros pusieron también de manifiesto su descontento por la falta de información que reciben por parte de las autoridades. Argumentaron que para cumplir con su función de aconsejar y presentar proyectos, primero deben informarse acerca de distintas cuestiones, y sostuvieron que desde el Ejecutivo no se les brindan los datos requeridos. La directora explicó en tal sentido que cada vez que le han formulado un pedido lo respondió.

Temas recurrentes

Un tema recurrente en las convocatorias abiertas en Claromecó es el cuestionamiento a la autoridad municipal de turno. Se dijo entre otras cosas que "a Tres Arroyos no le interesa Claromecó". Se discutió también acerca del rol del delegado director, si tiene que responder a los requerimientos de la comunidad, o por el contrario si se debe al Ejecutivo por su carácter de funcionario.

Otra cuestión polémica fue la reciente compra de una camioneta 4x4 cero kilómetro. Hubo quienes sostuvieron que se trató de un gasto excesivo, siendo que se dijo durante todo el año que había recortes en el presupuesto. La directora Mary Souto explicó que "la compra la decidió la Municipalidad, que adquirió varias camionetas para distintas dependencias, a través del sistema de leasing. En Claromecó necesitábamos una camioneta doble tracción porque varias veces tuve que usar mi vehículo particular para trabajar como en el caso del incendio del Vivero". Igualmente la camioneta es abonada mensualmente por el Organismo Descentralizado.

Enfrentamientos con empleados

Un sector de la concurrencia tuvo un enfrentamiento con empleados municipales, ya que se dijo que Claromecó no está en buenas condiciones. Aquí el capataz del Corralón Municipal Daniel Civetta tomó la palabra y argumentó que los agentes municipales trabajan y le "ponen el hombro" a la situación, remarcando que cuando el sindicato que los nuclea hizo recientemente un paro ellos no se plegaron porque faltaban pocos días para la Fiesta de la Primavera y prefirieron continuar en sus tareas para dejar la localidad en las mejores condiciones posibles. La gente puso igualmente de manifiesto que la crítica no era hacia los empleados, sino a las autoridades.

Otro integrante de la comunidad abogó porque no haya enfrentamientos, sino trabajo en conjunto, y habló del derecho a protestar que tiene la gente, pero también de sus obligaciones ciudadanas. Se dijo entre otras cosas que la comunidad ayuda y trabaja cada vez que puede, como en el caso de la construcción de la garita de seguridad de la entrada, que fue terminada el año pasado con el aporte de la gente, y aún no ha sido utilizada para nada.

Distintas licitaciones

Los consejeros pusieron también de relieve que hace poco tiempo lograron frenar unas licitaciones que iban a realizarse en la Estación Forestal. Allí se pensaba licitar la explotación de un parador confitería, y esto estaba muy cerca de insertar nuevamente el tema de los boliches en el Vivero, donde la comunidad se había manifestado claramente en oposición al proyecto.

Se habló también del controvertido tema de la solicitud de cambio de fecha de las 24 Horas de la Corvina Negra. Los consejeros explicaron que cuando realizaron nuevamente ese pedido, lo hicieron con el respaldo de la mayoría de las entidades locales que se habían manifestado en tal sentido, y pidieron porque el intendente tome la palabra en la cuestión y la defina.

Se escuchó asimismo la frase "Claromequenses, no hundan más a Claromecó", en referencia a las polémicas en las que se ve inmersa la comunidad. Por último uno de los concurrentes expresó que una buena forma de solicitar la intervención de las autoridades en temas que preocupan es elevar petitorios, para que de esta manera la gente se comprometa en sus inquietudes.

Comentá la nota