En medio de la crisis, renunció Ferrón

El subsecretario de Salud dejó sus funciones tras presentarle la renuncia al ministro, Daniel Vincent. “Me voy por cuestiones personales”, argumentó.
Si bien todavía no fue oficializado el nombre del reemplazante, Gustavo Curtino, jefe de la Zona Sanitaria II, estaría muy cerca de serlo.

Neuquén > La crisis por la que atraviesa el sistema público de Salud se agravó aún más a partir de ayer, luego de conocerse la renuncia del subsecretario Claudio Ferrón, quien, en declaraciones a La Mañana de Neuquén, expresó que dejó su cargo por «cuestiones netamente personales».

Así también lo expresó por escrito en la carta que le presentó al ministro Daniel Vincent el martes, la cual fue aceptada ayer a la mañana con el consentimiento del gobernador Jorge Sapag. De todas maneras, el subsecretario seguirá prestando funciones hasta el próximo lunes, informaron fuentes oficiales del ministerio.

Todo estaría dado para que lo reemplace Gustavo Curtino, jefe de Zona Sanitaria II, quien ayer viajó a la capital desde Zapala y luego de mantener un encuentro con Vincent -que duró hasta entreda la noche- quedó a un paso de convertirse en el nuevo subsecretario del área.

«Todavía no puedo decir que soy el nuevo subsecretario, porque quien debe decidir esa propuesta es el gobernador», expresó Curtino tras la reunión con Vincent, al tiempo que agregó que durante la charla con el ministro analizaron la compleja situación y él brindó algunas ideas en su carácter de jefe de zona.

Curtino reconoció que la propuesta es firme, pero dijo que era uno de los tantos posibles.

«El ministro está muy preocupado por el presente y está intentando encontrar las respuestas para salir de este duro contexto», subrayó el futuro subsecretario, quien adelantó que «es necesario mejorar el difícil contexto para el bien de la sociedad, pero no podemos quedarnos ahí. Debemos barajar de nuevo y seguir trabajando para recuperar la Salud».

Pocas palabras

Claudio Ferrón prefirió no referirse a su dimisión. Sin embargo aclaró que la decisión la tomó el martes, que ese mismo día se lo hizo saber a Vincent y que ayer por la mañana le habían comunicaron que su determinación fue aceptada.

«No hablaré ni entregaré comentarios al respecto», fueron las primeras palabras telefónicas de Ferrón, al tiempo que agregó que no emitiría juicios de valor sobre su trabajo al frente de la subsecretaría y que con el único que dialogó fue con el titular del área. «Hablé, como corresponde, con el ministro, le hice saber mi decisión y hoy me avisaron que la renuncia fue aceptada. No voy a referirme más a este tema», concluyó.

La continuidad de Ferrón ya había sido puesta en discusión el año pasado, tras la denuncia pública de una empleada del sistema sobre la existencia de ñoquis en la subsecretaría. Y tiempo más tarde comenzaron a surgir algunas diferencias con Vincent, que, si bien ambos lo desmintieron en incansables oportunidades, fuentes cercanas a los funcionarios informaron que éstas nunca dejaron de existir.

Lo cierto es que su alejamiento del cargo se produje en un momento en el que el sistema público recibió un duro golpe en el sector de Cirugía del hospital de mayor complejidad de la provincia, donde hace 12 días cuatro especialistas dejaron de prestar sus funciones. Y es el día de hoy que esa situación no tuvo una mejoría.

El sistema presenta falencias en varios frentes, por lo que el alejamiento de Ferrón dejará, casi con seguridad, grandes secuelas que deberá asumir su reemplazante.

La decisión no generó sorpresa

Así se refirió Eduardo Fuentes, director del hospital Zapala, quien fue mencionado como posible reemplazante de Ferrón.

Neuquén > Conocida la renuncia de Claudio Ferrón, la danza de futuros reemplazantes se hizo extensa. En ella, como ya es una costumbre, apareció el nombre de Adrián Lammel, director del Castro Rendón. También Eduardo Fuentes, director del hospital Zapala y actual subcoordinador del Comité de Emergencia Sanitaria.

«Conmigo no habló nadie. Esa es una posibilidad del pasado, ya que por estas horas están hablando con gente allegada al sistema y yo no he sido receptor de esa propuesta», aclaró Fuentes, quien agregó que «esto no es un tema de nombres ni de personas, sino más bien vinculado a políticas, decisiones y objetivos que deben trazarse y planificarse con tiempo, metas y recursos».

El director del hospital de Zapala dijo que la renuncia no lo tomó por sorpresa ya que «desde hacía un largo tiempo se venía manejando esta posibilidad».

El profesional explicó que la situación de salud es compleja, por lo que «era previsible que quienes están al frente se agotaran y dieran un paso al costado; más si no se vislumbra una política que apoye y sostenga acciones de cambio y de reordenamiento del sistema», y cerró: «Es lamentable que la política no aparezca, pero esperemos que con estos cambios también lleguen las políticas que, en definitiva, deben reorientar este presente y que tienen que ser propiciadas desde el Ejecutivo».

Comentá la nota