En medio de la crisis, General Motors eliminará 10.000 empleos

La automotriz estadounidense, que recibió un rescate millonario del gobierno, anunció que reducirá su plantilla en 2009; ya había informado que echaría 800 trabajadores en Brasil y 600 en México; además reducirá sueldos
WASHINGTON.- En medio de la crisis mundial que golpea a todas las empresas y particularmente a las automotrices, General Motors anunció hoy que reducirá el personal de sus plantas de producción en 10.000 personas durante 2009. Su plantilla pasará de 73.000 a 63.000 personas.

La empresa dijo a través de un comunicado que "estas difíciles acciones son necesarias por la grave caída de las ventas de vehículos en todo el mundo y por la necesidad de reestructurar la viabilidad a largo plazo de GM".

General Motors no especificó la distribución geográfica de los puestos que serán eliminados, pero dijo que en Estados Unidos la decisión afectará a 3400 de sus 29.500 trabajadores. La eliminación de los puestos de trabajo en EE.UU. será efectuada el 1 de mayo.

También a partir de esa fecha la mayoría de los trabajadores asalariados de GM en EE.UU. sufrirán "una reducción temporal" de sus sueldos, que durará hasta finales de año. "Otros países están actualmente revisando la compensación y beneficios de los empleados asalariados", añadió General Motors.

La automotriz ya había comenzado el despido de 200 trabajadores de los 600 programados entre febrero y marzo en su planta en Ramos Arispe, en México, y había anunciado un recorte de 800 puestos en Brasil.

La empresa es una de las grandes corporaciones sobre las que el presidente de los EE.UU., Barack Obama, dispuso un límite de 500.000 dólares a los salarios anuales de los empresarios.

En diciembre último, la automotriz fue la firma que más dinero estatal recibió. El gobierno de los Estados Unidos anunció entonces que usaría 17.400 millones de dólares del fondo de asistencia financiera aprobado hace unos meses para rescatar a las principales automotrices.

En ese momento, el ex presidente George Bush, había anunciado que el plan de ayuda a las automotrices se implementaría en dos etapas. En el inicio, el gobierno norteamericano destinaría US$ 13.400 millones que provendrían del salvataje aprobado por el Congreso de 700.000 millones de dólares. En tanto, los US$ 4000 millones restantes se agregarían en febrero.

Según se precisó más tarde, el monto sería de 9400 millones de dólares para General Motors, de 4000 millones para Chrysler, y de otros 4000 millones suplementarios para General Motors sólo bajo condiciones en febrero.

Comentá la nota