En medio de la crisis, EDECAT pide actualización de sus costos

El aumento se trasladará a los usuarios pero aún no se sabe el impacto. Debe ser autorizado por el Ejecutivo. No requiere audiencia pública.
Ahogada por la millonaria deuda que arrastra con Cammesa, EDECAT busca la manera de captar mayores ingresos que le permitan, al menos, cubrir parte de sus gastos operativos. La distribuidora solicitó al ENRE la actualización de costos de sus insumos, un ítem que no se actualiza desde 2005.

La información fue confirmada por el ENRE, organismo desde el que explicaron cómo se debe aplicar ese ajuste que, tarde o temprano, la empresa terminará trasladando a sus usuarios. El costo de insumos incluye el rubro de cables, postes, transformadores y demás elementos que usan para el mantenimiento o ampliación de la red de distribución. Según aseguraron desde el ENRE, la empresa podría haber solicitado semestralmente un ajuste de esos costos que, como todo, sufren el impacto de la inflación.

Sin embargo, desde 2005 que EDECAT no reclamaba la actualización de este rubro. Es decir que los costos están rezagados hace cuatro años. El ENRE es el encargado de determinar cuál será el monto de ese ajuste que, señalaron, se hará en función de los índices del INDEC y podría estar listo esta semana.

Una vez que el ente de control defina el porcentaje del ajuste, enviará el pedido al Ejecutivo para que, a través del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, resuelva si autoriza, y en qué medida esa actualización en el ítem costos de insumos.

Se descarta que la empresa trasladará ese sinceramiento de los costos a los usuarios, aunque por ahora nadie quiso especificar en qué medida impactaría en el bolsillo de los catamarqueños.

Aumentos

Los usuarios ya tuvieron un impacto significativo en sus boletas del servicio energético desde enero pasado, cuando EDECAT comenzó a trasladar el incremento del costo de la energía, que derivó en subas de hasta un 200% en el sector de mayor consumo. Sin embargo, de ese aumento EDECAT no recibió nada, fue sólo un traslado de los costos de Cammesa.

Este nuevo aumento vendrá a cubrir los gastos de insumos y mantenimiento, pero –se supone- tampoco se traducirá en ganancias netas para la distribuidora. En este caso, no se precisa una audiencia pública para autorizar el aumento porque lo que se actualiza es un ítem y no la tarifa en sí.

Más allá de eso, serán dos subas importantes en el corto plazo. Es por eso que, desde el ENRE, anticiparon que "sugerirán" al Gobierno que autorice a EDECAT a aplicar la actualización en dos años, para evitar que se vean resentidos, aún más, los bolsillos de los usuarios.

Comentá la nota