En medio de cifras y deudas que no cierran, el Municipio de Río Cuarto está tratando de comprar la recolectora Gamsur.

La deuda que reclamaban los privados era de 12 millones, pero el Municipio de Río Cuarto (que tiene el 10% de la empresa) la estableció en 7,5. El Tribunal de Cuentas de Córdoba dijo que era 2 millones más baja. Y ahora el intendente Juan Jure quiere comprar la empresa mixta a valores del 2007. En medio de números que no cierran, el servicio en Olavarría quedaría en manos del Municipio de Córdoba.
Mientras el Municipio de Río Cuarto avanza en ``una rápida compra´´ de la empresa mixta y el Concejo Deliberante quiere analizar detenidamente cuál es la deuda real entre la Comuna y los privados, la empresa recolectora de residuos Gamsur (que también presta servicios en Olavarría) está cerca de ser adquirida por la Comuna, poco más grande que la local.

La empresa, que ya mostró problemas de recolección en los últimos tiempos en la Ciudad, viene envuelta en una serie de problemas financieros que no le permiten planificar ni siquiera en el mediano plazo. Por eso la intención del intendente Juan Jure es la de comprar el 90% del paquete privado, para que la empresa pase a ser estatal.

El problema es el valor de la empresa. Porque los privados (que ya se reunieron con el intendente José Eseverri cuando empezaron los problemas de prestaciones) reclamaron primero una deuda de 12 millones de pesos, luego el Municipio la bajó a 7,5 y por último el Tribunal de Cuentas de la provincia de Córdoba dijo que el pasivo no superaba los 5 millones.

Ahora la oposición sostiene que el apuro del Municipio por comprar Gamsur reside en la intención de ocultar la notable diferencia de cálculos.

Por eso, Jure se pasó la mañana de este mismo miércoles trajinando en el Concejo Deliberante para conseguir el consenso entre las fuerzas de la oposición, de modo de lograr la aprobación para la compra. Y quiere hacerlo a valores patrimoniales del 2007.

La operación tiene un impacto directo en Olavarría: Gamsur prestará servicios de recolección y tratamiento de residuos hasta fines de diciembre de 2011.

Comentá la nota