Medina, un intendente sin el oro y sin el moro

Su metamorfosis de opositor al Gobierno a entusiasta oficialista, parece no haberle dado en la práctica los réditos que esperaba. La gran prueba fue el alud en la lejana localidad de Varas, problema que lo trajo a la Casa de Gobierno para "insistir" en que se arreglen los caminos y las defensas destruidas y se ayude a la población que sigue con sus viviendas enterradas en el lodo.
El intendente de Humahuaca, Marcos Medina, camina por los pasillos de la Casa de Gobierno en busca de que las autoridades provinciales se hagan cargo de los graves problemas que dejó un reciente alud en Varas, pueblito de los altos valles humahuaqueños.

"Hemos venido nuevamente acá a insistir en cada uno de los ministerios porque están rotos los caminos, las defensas también están destruidas, las casas están enterradas y hay problemas de salud de la gente", afirmó en declaraciones a Canal 2.

Medina ganó la intendencia de Humahuaca postulándose dentro del Frente Primero Jujuy, opositor al fellnerismo y sus aliados, pero no pasó mucho tiempo hasta que se volvió oficialista. A cambio, le habían prometido un apoyo irrestricto a su gestión.

En afirmaciones notablemente contradictorias, el intendente sostuvo que venía a insistir en su pedido de ayuda pero agregó a continuación que "he tenido la satisfacción de poder conversar nuevamente con los ministros y están prestando la colaboración y la ayuda necesaria como para que podamos empezar a recrearle la confianza a nuestra gente, de que no están olvidados, que son nuestros, argentinos, humahuaqueños".

No obstante tuvo que reconocer que el pedido de ayuda que los vecinos de Varas habían cursado a las autoridades ante el potencial peligro de alud, presunción que finalmente se hizo realidad, no fue tenida en cuenta por los funcionarios. "La gente me informó que estaba preocupada, por lo que veía, porque la gente del campo sabe el comportamiento de nuestro planeta. Es así que ellos hicieron las notas correspondientes, hicimos los trámites, conversé con algunos ministros y estaban informados de la situación y yo tuve que viajar a Buenos Aires".

Como para que no quede tan mal, agregó que "luego me enteré de la preocupación que tuvo el Gobierno de la provincia en resolver los problemas. No obstante elevé un informe al gobernador de la Provincia y prontamente he tenido noticias de cada una de las áreas".

"Ahí ya están máquinas de Vialidad de la Provincia, de Recursos Hídricos. He tenido una reunión con el ministro Alderete, donde puso toda disponibilidad posible para resolver los problemas", aseguró.

Comentá la nota