Medido entusiasmo en el arranque del 20/80

Es el plan similar a un ahorro previo que ideó Moreno. Las concesionarias dicen que faltan instructivos. Sólo toman reservas.
No todos tenían la planilla oficial pero disimulaban. Lo importante era ver de nuevo clientes en el salón de ventas, incluso algunos esperando turno. Entusiasmados aunque cautelosos: así se los veía ayer a los vendedores de autos 0 km, en el día en el que debería debutar el plan denominado 20/80.

Este programa es impulsado por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), aunque tiene el sello personal del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien lo acordó con la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (Acara).

Se trata de un plan similar a un plan de ahorro, a cinco años de plazo con cero por ciento de interés, aunque la cuota (una vez retirado el auto) se ajusta de acuerdo al precio del auto. En este plan, para retirar el 0 km, hay que pagar el 20 por ciento: se lo puede hacer en los primeros meses, todo de una vez, o esperar hasta el mes 12 cuando sí o sí recibirá el vehículo y deberá pagar una comisión de entrega.

El 80 por ciento restante es lo que se financia con fondos directos de Anses, sin intervención de los bancos. El organismo previsional les pagará directamente a las terminales las unidades, con garantía prendaria.

Hay 18 modelos para elegir y la cuota final, luego de recibida la unidad, va de 810 a 1.331 pesos, de acuerdo al modelo elegido.

"Hubo anuncios sin especificaciones de cómo se iban a llevar a cabo, pero se ha ido redondeando y hoy podemos tener detalles de la operatoria", contó Fernando Frareso, director de Grupo Maipú, donde algunos clientes ayer hicieron reservas.

Desde Tagle consideraron la iniciativa como una "inyección de optimismo". El plan permite cambiar la unidad de baja gama por otra más equipada pagando la diferencia, por lo que "la gente tiene margen para elegir otras variantes, e incluso se interesa por otros planes de ahorro", manifestó Leandro Pagnone.

Ante la falta de precisiones, las concesionarias reciben señas para reservar cupo, debido a que el monto de financiación es acotado. Pagnone detalló que se realizaron entre 50 y 60 señas, por montos desde mil pesos.

Maximiliano Mateos, gerente de Avant, expresó que, si bien todavía no recibieron los formularios y desconocen cuál va a ser el monto de la cuota del seguro, "el plan es excelente, mires por donde lo mires". Allí también receptaron cerca de 30 reservas de cupo, debido a que "hay seis mil vehículos de Peugeot para el plan en todo el país".

Desde la concesionaria Turín señalaron que no habían recibido ningún instructivo. "Sólo tenemos los datos que nos envió la terminal", dijo Lisandro Rodríguez, gerente de la empresa. Se quejó de la lentitud, pero también realizaron reservas.

El plan contempla dos limitaciones importantes: la cuota final no debe superar el 30 por ciento de los ingresos demostrables. Así, por ejemplo, para un Fiat Uno –el más económico del plan– la cuota de 721 pesos implica demostrar un sueldo de 2.400 pesos.

La otra traba está en el hecho de que el interesado no debe haber tenido nunca un auto 0 km registrado a su nombre, aunque sí está habilitado si lo adquirió usado. Cotitular (esposo/a) y titular se consideran la misma persona, por lo que no podría aparecer ahora el cónyuge en un intento de esquivar la prohibición. "Pero tenemos esperanzas de que algún cambio puede haber específicamente en esto", apuntó Frareso.

En diciembre pasado, el patentamiento de autos nuevos cayó 20 por ciento respecto de igual mes del año anterior y 44 por ciento respecto de noviembre. De todos modos, el acumulado del año marcó un récord histórico de 610.713 unidades, según informó ayer Acara, que espera que estos planes lleven al olvido al fatídico diciembre.

Falta implementar el plan del Banco de Córdoba, que obtuvo 100 millones de Anses para estos fines. La entidad negocia algunas flexibilizaciones para salir a ofrecerlo.

Comentá la nota