MEDIDAS PARA PREVENIR Cuánto se debe invertir para garantizar seguridad en el hogar

Una familia que comienza de cero debe invertir en seguridad alrededor de 4 mil pesos, esto incluye, la instalación de un sistema de alarmas y su cuota mensual, la contratación de una empresa de seguridad privada y un portón de rejas para el frente y las ventanas de la vivienda.
Con los hechos de inseguridad que se sucedieron en el último tiempo en la región muchos vecinos decidieron tomar precauciones en relación al tema. Por eso, Info Región salió a la calle para averiguar cuánto debe invertir una familia para garantizar la seguridad en su hogar. En ese sentido, se supo que es necesario contar con alrededor de 4 mil pesos, lo que incluye la contratación de un sistema de alarmas, la colocación de rejas en el frente y ventanas de la propiedad, y el pago mensual a una empresa de seguridad privada que brinde servicio en el barrio.

En diálogo con Info Región, desde su herrería de Cerreti al 1800, en la localidad de Adrogué, Juan José Giraldi indicó que el costo de una reja estándar de "3,00 metros por 2,10, con punta, una cerradura y un candado cuesta 3 mil pesos", y agregó que el precio de una reja para ventana de 1,50 metro por 1,10, "oscila entre los 550 y 600 pesos".

En lo que respecta al precio de los sistemas de alarmas, desde la empresa ubicada en Espora al 500, Santiago Torres indicó que la franja va desde 450 pesos hasta 1500. En este sentido contó que el más económico "implica una central, una batería, un teclado, una sirena interna y un censor de movimiento".

"Una alarma con una cámara conectada a una computadora que se instala dentro del hogar, vale alrededor de 1500 pesos. Con un abono mensual de 121 pesos está conectado directamente con la policía las 24 horas, y cuando se produce algún disparo de la alarma inmediatamente la policía acude al domicilio", agregó.

Generalmente un sistema de seguridad no es sólo un servicio aislado sino una combinación de elementos físicos y electrónicos o una combinación de ambos, y fundamentalmente un compromiso por parte del usuario, de utilizar apropiadamente los sistemas. En este marco, el monitoreo consiste en la instalación de una serie de equipos electrónicos en los lugares del hogar o empresa considerados estratégicos desde el punto de vista de la seguridad y que están conectados hacia una Central de Monitoreo de la empresa.

Aparte de resguardarse con rejas, y un sistema de alarmas, hay barrios en los que se opta por contratar una empresa de seguridad privada que instale una garita, en este sentido desde una de las empresas con sede en Caseros al 100, de Lomas de Zamora, Marta Hidalgo afirmó que "los vigiladores que se encuentran en las garitas y custodian un barrio, cobran veinte pesos por hora".

Desde otro local de ventas de alarmas de Monte Grande de Arana al 100 sostuvieron que "el servicio mensual sale 97 pesos, y varía según los censores que uno agregue".

Un set de alarma de última generación para uso domiciliario o comercial con posibilidad de conectar a una central de monitoreo de 500 pesos incluye: una Central de Alarma, un teclado de LCD, una batería de respaldo, una sirena para interior y tres detectores de movimiento.

Por otra parte, un set de alarmas de 700 pesos contiene una Central de alarma con receptor, transmisor, batería de respaldo y teclado incorporado. Una sirena de interior, dos controles remoto para activación y desactivación, dos detectores de apertura de puerta inalámbricos y dos detectores de movimiento inalámbricos.

Por último, los habitantes de la región advirtieron que en los últimos tiempos las medidas de seguridad se incrementaron: "Hace muchos años que trabajo en esto y siempre mi mejor etapa laboral fue en los meses previos a las fiestas. Pero ahora desde septiembre del año pasado hasta el día de hoy no paro de trabajar", sostuvo el herrero Juan José Giraldi.

En tanto que desde su empresa ubicada en Seguí al 2200, de LLavallol, Pablo Lanfredi, comentó a Info Región que "aumentaron las ventas de los sistemas de alarmas y la demanda es mayor en el último semestre". "Nosotros notamos que aumentó muchísimo la inseguridad, lo que anteriormente eran falsas alarmas, ahora son hechos reales".

"Tenemos una gran cantidad de clientes que habían dado de baja el sistema, pero en los últimos meses fue impresionante la cantidad de reconexiones que realizamos, como así también los clientes que reforzaron el sistema mediante la implementación de cámaras", concluyó.

Comentá la nota