Medidas de fuerza de los obreros de la construcción en Caleta

Trabajadores de la construcción a cargo de la edificación de viviendas para el Sindicato de Petroleros Privados realizaron una manifestación con quema de cubiertas, luego de varios despidos de personas del sector.
Caleta Olivia (Corresponsal).- Luego de encontrarse con el telegrama de despido de varios de los trabajadores del sector, los operarios de las empresas constructoras que se encargan de las cien viviendas para el Sindicato de Petroleros Privados decidieron tomar medidas de fuerza para la reincorporación de las personas despedidas.

El reclamo se llevó a cabo en el ingreso al obrador en el Barrio Rotary 23 y los trabajadores manifestaron que se sienten rehenes de una situación entre el IDUV y la empresa. "Los despidos fueron un aviso por parte de la empresa al IDUV para que se les pague un adelanto del 5 % de estas obras", manifestaron los trabajadores de la construcción.

Alrededor de 27 personas serían las despedidas, luego de haber recibido una suspensión sin goce de haberes desde el 24 de diciembre hasta el cuatro de enero de 2010.

Por otro lado, cabe destacar que las medidas de fuerza llevadas a cabo desde el sector de la construcción afectan a distintas empresas encargadas de llevar adelante las viviendas para los distintos sectores de la población en el Barrio Rotary 23.

El reclamo estuvo compuesto por casi cincuenta personas que exigieron la reincorporación de sus compañeros en el obrador. Voceros del sector enfatizaron que si no se revocan los despidos, las medidas a llevarse podrían ser más fuertes. "Si es necesario vamos a cortar la ruta, no queremos a más compañeros sin trabajo, estamos siendo usados por las empresas para que el IDUV cumpla con lo que acordó con las empresas constructoras, que no nos tomen a nosotros de rehenes en sus negociados", afirmó uno de los trabajadores.

Por su parte, el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) comunicó solamente que el pago de los trabajadores se hará efectivo el día jueves 7 de enero de 2010. Y en lo que respecta al conflicto, no hicieron ningún tipo de declaración.

Los manifestantes aseveran firmemente que están en una situación difícil, ya que los despidos se hicieron efectivos el cinco de enero, con la finalidad de presionar para que el pago por adelantado de las obras próximas a realizarse se concrete. "No puede ser que nos usen para meter presión, a nadie le importa si nosotros no llevamos comida a nuestros hijos", afirmó uno de los voceros del sector.

Por su parte, el dirigente gremial de la UOCRA, Nelson Vera, expresó apoyo a los trabajadores apostados en el obrador del Rotary 23. El gremialista comentó sobre la modalidad que ejercen las empresas para presionar al IDUV y dijo que suele ocurrir con frecuencia, ya que la institución provincial no suele cumplir con los pactos.

En este sentido, Vera afirmó que se realizó una reunión el día 22 de diciembre con voceros de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) y que estos le expresaron la situación por parte del IDUV, de no respetar los acuerdos. En este sentido, el dirigente gremial ratificó el apoyo para la incorporación de la gente despedida y lamentó que este tipo de hechos sean cada vez más utilizados por las empresas de la construcción.

El dirigente gremial también comentó que los telegramas de despido son impropios, ya que esto se trata de una mala jugada por parte de las empresas. "Estos telegramas serán rechazados, porque tienen una mala intención con los trabajadores, las empresas deberían actuar como corresponde y con otras vías para que el IDUV les pague lo que les corresponde", culminó Vera.

Comentá la nota