Medidas efectivas contra la pandemia.

Así se dejó en evidencia en una reunión de concejales con la secretaria de Salud. La doctora Capellari brindó un informe de lo actuado por el comité de crisis. Y también hubo intercambio de opiniones.
Un análisis cuyo resultado es demostrativo de la buena tarea realizada para hacer frente a la pandemia de la gripe A en Tres Arroyos por parte de los sectores público y privado de la salud, fue efectuado ante el Concejo Deliberante ayer por la secretaria de Salud, doctora Mónica Capellari.

Para ello se conformó un comité de crisis, hace aproximadamente dos meses, integrado por médicos representantes de las clínicas privadas y de salud pública, asesorado por el doctor Jorge Calabrese, reconocido especialista en infectología, y desde allí se abordó el tema.

Uno de los puntos resolutivos de mayor trascendencia que el comité de crisis sugirió en primer lugar a las autoridades educativas fue la suspensión de las clases en el distrito, hecho que se concretó inmediatamente; y luego se le propuso al intendente el cierre por 72 horas de todos los lugares de concurrencia asidua de público, que así se hizo. Ambas medidas jugaron un rol preponderante en la lucha contra la pandemia, ya que a partir del último fin de semana el número de personas atendidas entró en "una meseta", tal lo informó la secretaria de Salud y coincidieron las estadísticas registradas en el ámbito público y privado de atención.

Incluso desde especialistas en pediatría, donde más atenciones hubo, se manifiesta que existe una merma muy importante de consultas, aunque en ninguno de los casos se asegura que el riesgo haya pasado, y se está alerta ante la posibilidad de un nuevo pico de la enfermedad, por lo cual se aconseja mantener todas las precauciones del caso.

Otro signo de la mejoría de la situación es que los médicos pediatras estiman no seguir postergando la atención de aquellos chicos cuyos turnos fueron pospuestos para priorizar a los pacientes con síntomas gripales, ya que ahora hay tiempo y espacio. Y en el mismo sentido para quienes demandan atención por otro tipo de consultas.

Hasta ayer seguían siendo 18 los pacientes afectados con gripe A por diagnóstico de laboratorio, aunque se presume que puede haber más casos y son los que se tratan con antivirales ante la sospecha, puesto que por normativa del Ministerio de Salud se dejó de hacer el hisopado a quienes se atendían por cuadros gripales, ya que los laboratorios públicos fueron rápidamente desbordados, por lo cual ese estudio quedó reservado estrictamente para aquellos pacientes que debían ser internados porque su estado lo requería.

El monitoreo de la situación que efectúa el comité de crisis desde que se desató la pandemia continuará de la misma forma, y se dijo que recién la semana próxima se efectivizarían los tratamientos que dispone la Provincia, que en Tres Arroyos se hicieron desde que aparecieron los primeros casos. Se admitió que a nivel oficial provincial fueron anuncios y nada se llevó a la práctica, aunque de todas maneras los medicamentos que se cuentan en la ciudad han sido suficientes para la demanda existente, y ayer se recibieron más.

Por otra parte, y si bien la mejoría de la situación ha hecho modificar pautas impuestas desde el sector oficial a nivel local a manera de prevención, se dejó en claro que también mucho de eso pasa por la responsabilidad social de la comunidad, y en ello se deposita el estado por el cual se atraviesa y que se continúe con la mejoría observada en las últimas horas.

En el caso de la aplicación de los antivirales, se mencionó que no en todos los casos es aconsejable recetarlos, ya que puede tener otras consecuencias para la persona, por lo cual se dan en aquellos que la sospecha de gripe A es firme.

Finalmente, desde el bloque de Acción Comunal, se sugirió la letra de un posible decreto donde se dispongan medidas sanitarias y de prevención a cumplir en todos aquellos ámbitos con asistencia de público, incluidos comercios de distinta índole y transporte público de pasajeros, lo cual quedó a criterio del Ejecutivo y fue trasladado al intendente por la doctora Capellari.

Comentá la nota