''Las medidas anunciadas son sólo para que la gente crea que el gobierno está otorgando una ayuda''

Enrique Wallace aseguró que la ganadería y la agricultura están siendo fuertemente afectadas por la sequía, y que si bien el Gobierno declaró la emergencia agropecuaria las medidas anunciadas no otorgan grandes beneficios a los productores. Además agregó que algunas de ellas, como el no cobrar la carta de porte, resultan ridículas.
Asimismo expresó que estas medidas, entre ellas la prórroga de los pagos impositivos, son para que la gente crea que el gobierno está otorgando una ayuda, y agregó que el campo ha pagado muchos impuestos y que ahora los está pagando con las retenciones.

Según expresó, en los próximos meses es probable que aumente el precio de la hacienda, ya que dentro de un tiempo la oferta será muy baja como consecuencia de la gran oferta que hubo en el último trimestre del 2008. Asimismo informó que de acuerdo al último registro de vacunación hay un 20% menos de vacas en Saladillo respecto al 2006 como consecuencia de que la ganadería no es rentable.

Como consecuencia de la sequía, las pérdidas en el sector agrícola son en algunos casos totales, aseguró, y agregó que los campos sembrados con maíz, que tuvieron un alto costo de implantación, se están destinando al pastoreo de animales, y para hacer rollos, ya que las pérdidas en este cultivo, podrían ser de un 50%.

Respecto a la soja explicó que si bien no será una buena cosecha hay posibilidades de que las pérdidas no sean tan grandes, mientras que el girasol no sufrirá las consecuencias de la sequía, ya que es un cultivo que no requiere gran cantidad de lluvia.

Por otra parte sostuvo que dada la pérdida de la pastura, la ganadería está muy afectada, provocando una sobreoferta, lo que hace que caigan los precios. Según explicó, lo que antes se vendía a $1,4 o $1,5 el kilo, hoy se vende a 0,90 o $1.

Al mismo tiempo, manifestó que hay una gran preocupación por lo que sucederá en el invierno, dado a que no hay reservas de pasto. La única solución que podría salvar un poco la situación es la siembra de verdeos de invierno, avena y cebada, que tienen un crecimiento rápido, explicó.

Wallace sostuvo que en los últimos años se perdió la oportunidad de que el negocio ganadero se incremente. Lo ideal hubiese sido aumentar la producción y exportar, se podría haber mantenido la carne a precios accesibles para el mercado interno y aprovechando valores altos para exportar, aseguró.

Al mismo tiempo agregó que países vecinos supieron aprovechar esta situación, mientras que la Argentina no, siendo esto algo que se evidencia con el cierre de las exportaciones en el 2006. “Estas son políticas equivocadas de corto plazo que tendrán impacto en los próximos años”, sostuvo.

Comentá la nota