MEDIDA QUE AFECTA A LA CAMARA

La gratuidad de las cartas de porte le restan ingresos a la Cámara de Comercio e Industria.
La decisión que tomó el gobierno nacional de hacer gratuitas las cartas de porte para el traslado de granos le ocasiona un perjuicio importante a la economía de la Cámara de Comercio e Industria de Alberti. La presidenta había anunciado esa medida como parte de la ayuda a los productores por la sequía.

Esta medida influye en lo que recauda la Cámara, ya que al ser intermediaria en la prestación de este servicio percibe un porcentaje de lo recaudado. Ante la falta de una estructura estatal capaz de emitir esos formularios en los lugares de carga de mercadería, el gobierno de Carlos Menem le dio en 1992 la gestión del trámite a la Federación Agraria y a la Federación de Centro de Acopiadores de Cereales, que percibían una comisión para costear los gastos del documento.

Cuando Rodolfo Rivara accedió a la presidencia de la Cámara de Comercio gestionó ante la Federación de Centros de Acopiadores de Cereales la posibilidad de emitir las cartas de porte y recibir a cambio un pago por la prestación del servicio. Ese y otros trámites configuran ingresos que la Cámara tiene para su sostenimiento.

Si bien la medida fue publicada, todavía no se comunicó de qué forma se va a instrumentar. Por eso la comisión de la Cámara espera por alguna comunicación que le indique si se suspende la entrega de formularios o se sigue haciendo con otra operatoria.

Esta decisión significó un revés para la Cámara que el viernes último había publicado en un comunicado de prensa que “incrementó el número de personal, no recibió subsidios y aún no aumentó la baja cuota social que se le cobra a los asociados” con ingresos que tiene por los servicios que viene prestando.

Comentá la nota