Médicos de salud pública volvieron a parar por el fin de la «precarización»

Los profesionales y técnicos nucleados en la Aptasch realizaron ayer un paro de 24 horas con la instalación de una carpa blanca frente al Perrando, en reclamo de contratos de servicio.
La carpa blanca se volvió a levantar en las puertas del Hospital Perrando, en señal de que los médicos, profesionales y técnicos que trabajan en salud pública, siguen peleando por el reconocimiento de sus derechos laborales.

Con un nuevo paro por 24 horas en toda la provincia, con el sostenimiento de las guardias mínimas, que coincidió con el realizado por los médicos de Buenos Aires, la Asociación de Profesionales y Técnicos de Salud Pública del Chaco reclamó una actualización salarial, el cumplimiento de la Ley 6010, regularización del personal precarizado y participación en la elaboración de la carrera sanitaria.

Asimismo instaron a los profesionales a que realicen quite de colaboración en la facturación de Recupero de Gastos y Plan Nacer.

sin respuestas

« Hasta el momento lo único que tenemos es la falta de respuestas del Gobierno provincial a nuestros reclamos de actualización salarial, cumplimiento de la Ley 6010, regularización del personal precarizado y participación en la elaboración de la carrera sanitaria», señalaron.

«La Salud Pública de nuestra provincia sufre graves dificultades, como se ha evidenciado públicamente en el Hospital Pediátrico y en el Hospital 4 de Junio, con un deterioro progresivo y constante de las condiciones laborales del recurso humano, en un sistema que debe atender la demanda del 70% de la población sin cobertura de obra social, y hasta el 90% de la demanda en emergencias y epidemias», resaltaron.

En consonancia con esta descripción, el director del Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, José Luis Lita renunció ayer a su puesto, por no compartir las políticas sanitarias de la gestión de gobierno, mientras los profesionales mantenían la medida de fuerza.

Desde la Aptasch entendieron que las definiciones y soluciones para el sector no deben seguir demorándose.

Se tratan de aproximadamente 1000 profesionales de toda la provincia, que cuentan con precarios contratos de obra, que no contemplan seguridad laboral, antigüedad, asignaciones, obra social, ni jubilación, entre tantos otros.

En esas condiciones los mejores recursos humanos de la región optan por buscar el reconocimiento denegado, en otras jurisdicciones, donde les brindan la valoración que se merecen. Las condiciones de trabajo son el principal motivo de la gran emigración de profesionales. «Antes importábamos profesionales, ahora los expulsamos», resaltaron.

Además del mejoramiento de sus condiciones laborales con la reconversión de los contratos de obra a servicio, solicitan que se cumpla la Ley 6010, sancionada en noviembre del 2007, que estableció una nueva escala para el personal de planta permanente.

Por último aseguraron la continuidad del plan de lucha.

Comentá la nota