Médicos del "Lucio Molas" cuestionan su construcción

La idea de edificar un Hospital Materno Infantil no es aprobada por los médicos que trabajan con esa población. Dicen que es una inversión innecesaria y que hay que mejorar la actual infraestructura.
Construir un Hospital Materno Infantil no se justifica por "el número actual de nacimientos anuales en el sector público", afirmó uno de los médicos del hospital Lucio Molas que se desempeña en la División Tocoginecología del establecimiento santarroseño. Lo increíble de esta historia es que ni el propio subsecretario de Salud Luis Ordóñez, ni los profesionales que se desempeñan en las áreas de Tocoginecología y Neonatología del Molas fueron consultados sobre si era necesario y pertinente sumar un hospital Materno-Infantil al Lucio Molas y al Evita.

Uno de los profesionales del sector no dudó en enviar una nota a la propia ministra de Bienestar Social, Cristina Regazzoli, quien había sido la primera en señalar que su ilusión era poder concretar en su gestión la instalación de un Hospital Materno-Infantil. Después fue el propio gobernador Oscar Mario Jorge el que se sumó a la iniciativa y al regresar de uno de sus viajes a Buenos Aires, cuando se concretó el Fondo Federal Solidario -con parte de las retenciones a la soja- para invertir en obras de infraestructura, anunció que para La Pampa había pensado con ese monto construir un establecimiento de ese tipo.

Pero pasadas algunas semanas se conoció que quienes saben del tema de salud, los médicos -sobre todo los que se desempeñan en el sector que tiene que ver con la niñez- no fueron consultados. Pero no solo ellos, sino que el subsecretario Ordóñez sólo conoció la novedad después que Jorge ya lo hubiera decidido. "No, no me consultaron", admitió el subsecretario de Salud cuando otro médico le preguntó si conocía la iniciativa. Tampoco la directora de Maternidad e Infancia de la Provincia, María Costas, recibió ningún tipo de consulta, lo que mereció algún grado de incomodidad en la profesional.

Es posible que ahora algunos funcionarios, o profesionales, pretendan negar lo que en el área de Salud todos conocen: no hubo consultas a los médicos.

No hablaron con los médicos.

Desde el mismísimo Lucio Molas los profesionales valoraron que Jorge tuviera en cuenta al sector Salud, pero no dejaron de hacer notar que "es contador", y además que con los únicos que habló fue con los funcionarios de Obras Públicas. "Es más, Luis Canciani, director de Obras Públicas, estuvo en el Hospital Lucio Molas para ver si el Materno-Infantil se puede hacer dentro del predio", contó alguien que lo vio en el lugar considerando la posibilidad. Pero los médicos no intervinieron para nada.

LA ARENA pudo saber que el doctor Rubén Dayán, jefe de la División Tocoginecología del Hospital envió una nota que tenía como destino final la propia ministra de Bienestar Social, Cristina Regazzoli. ¿Qué le dice? Entre otras cosas que los médicos se enteraron de la novedad a partir de manifestaciones de la funcionaria en los medios periodísticos.

Sostiene el profesional que "la construcción de un Hospital Materno-Infantil demandaría una gran inversión, con la necesidad de crear nuevos servicios multidisciplinarios para su funcionamiento, como por ejemplo Anestesiología, Hematología, Terapia Intensiva, Diagnóstico por Imágenes, Cardiología, Servicio Social, Salud Mental, etc. El número actual de nacimientos anuales, 1200, en el sector publico (Lucio Molas) hace que no se justifique tamaña inversión. "¿Se imaginan, si no tienen anestesistas para el Molas cómo van a hacer para tenerlos en un nuevo hospital", se preguntó otro médico que se enteró del malestar de sus colegas del Molas.

Mejorar lo existente.

Dayán le transmitió a la ministra en su misiva "que el hospital Lucio Molas cuenta con todos aquellos servicios, pero Tocoginecología y Neonatología tienen múltiples carencias que podrían ser solucionados con los fondos que, según se manifiesta, posiblemente reciba la Provincia y que mejorarían los recursos físico, tecnológico y humano y permitiría una atención adecuada a todos los habitantes de la ciudad capital y zonas sanitarias que le corresponden".

Dayán finalmente le expresó a Regazzoli que quedaba "a disposición para realizar una recorrida en terreno y ofrecer los detalles de nuestras necesidades".

"Esto está todo tirado de los pelos", resumió otro profesional del Molas que no quiso que su nombre trascendiera públicamente, pero que resumía lo que muchos piensan en el establecimiento: "hay que dotar al actual hospital de lo que necesita y prescindir de una inversión que estimamos no se justifica".

Comentá la nota