Los médicos intensificarán su lucha desde la próxima semana

Los autoconvocados de la salud anunciaron que a la tradicional movilización de los miércoles al mediodía sumarán una "marcha de antorchas" los viernes, a partir de las 20.00, Intimarán al Gobierno para que responda a una contraoferta salarial presentada esta semana. Presionan a los directores de hospitales.
Ante la falta de respuestas del Gobierno a sus reclamos salariales y laborales, los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad anunciaron que desde la próxima semana intensificarán el plan de lucha que llevan adelante desde hace casi tres meses.

Durante una asamblea realizada ayer al mediodía, en el hospital del Carmen, los profesionales ratificaron el paro por tiempo indefinido, con asistencia a los hospitales y firma de planillas, aunque manteniendo firme la desatención de los consultorios externos y cirugías programadas. Además, los delegados de los hospitales y CAPS de toda la provincia decidieron intensificar las protestas callejeras y, a la tradicional "marcha blanca" de los miércoles al mediodía, sumarán una "marcha de antorchas" desde el próximo viernes, a partir de las 20.00. Esta última medida, según explicaron, apunta a intensificar el reclamo en las calles, pero también a lograr una mayor participación de algunos sectores que, si bien adhieren a la protesta, por razones laborales no pueden asistir a las movilizaciones que el sector viene realizando los miércoles, a las 11.00, en la plaza Independencia.

Los trabajadores de la salud también analizaron la posibilidad de realizar un paro de actividades por 72 horas, sin asistencia a los hospitales, entre el miércoles y el viernes próximos, aunque finalmente la propuesta no contó con la adhesión de la mayoría.

Ultimátum al Gobierno

En el plenario interhospitalario, que se extendió durante más de dos horas, también se acordó emplazar al Gobierno para que, desde el lunes y en un plazo de 48 horas, confirme si acepta o rechaza la contra-oferta que el sector presentó por escrito a las autoridades el martes pasado.

Otra de las decisiones adoptadas por unanimidad fue la de intimar a los directores de hospitales y CAPS y personal jerárquico del SIPROSA para que en los próximos días expresen públicamente su postura en torno al conflicto. "Si hay silencio por parte de estos funcionarios, lo consideraremos como un apoyo implícito a la postura inflexible del Gobierno en torno a los reclamos de la sanidad, por lo que vamos a proceder a exigirles que presenten su renuncia", precisó Gustavo Arquez, vocero de los autoconvocados, quien participó de la asamblea.

Por otro lado, según informó a EL SIGLO el profesional, "se resolvió publicar una solicitada, en los próximos días, para hacer público un documento que informa sobre el balance del plan de lucha hasta la actualidad y explica las reivindicaciones que reclama la salud para que la sociedad conozca en mayor profundidad las razones del conflicto".

Entre otras medidas, en la asamblea también se consensuó continuar la próxima semana con los cortes de calle, ollas populares y asambleas diarias en los hospitales, además de reforzar los cortes de tránsito simbólicos en las rutas 38 y 157. Además, se acordó acompañar la marcha que realizan todos los martes de los Familiares de Víctimas de la Impunidad y participar de la movilización que convocaron los pueblos originarios, para protestar contra la expropiación de sus tierras, el próximo 20 de octubre. "También seguirán realizándose panfleteadas y pegatinas en el centro, además de la recolección de firmas en la peatonal para sumar el apoyo de la comunidad", agregó Arquez. El referente de los autoconvocados dijo que en el plenario de ayer "quedó en evidencia que el malestar por la falta de respuestas del Gobierno sigue creciendo y van tomando cada vez más cuerpo las propuestas de pedir la renuncia de los directores de hospitales y de ir a un paro por tiempo indeterminado con la toma de los hospitales".

Los reclamos

Como condición para levantar las medidas de fuerza, los profesionales reclaman un inmediato incremento de 100 pesos en la base implementada para calcular los sueldos básicos del sector, que actualmente está fijada en 250 pesos, para luego seguir discutiendo con las autoridades el aumentar de otros 150 pesos, de manera progresiva.

También, aunque en un segundo plano, exigen la titularización de los trabajadores de la salud que prestan funciones como contratados, transitorios y monotributistas; el pago del 82 por ciento móvil para los jubilados de la actividad y el reconocimiento por Insalubridad.

Los médicosplasmaron esos reclamos en un petitorio por escrito, que el PE se comprometió a analizar, de cara a una nueva reunión entre las partes, que podría concretarse la próxima semana, con la mediación del arzobispo Luis Villalba.

Sin embargo, desde el Ejecutivo ya adelantaron que las exigencias del sector superan las posibilidades financieras del Estado.

Comentá la nota