Médicos del Garrahan implantarán un corazón artificial a un nene chileno

Médicos del Garrahan implantarán un corazón artificial a un nene chileno
El dispositivo y dos especialistas viajeron desde Buenos Aires para hacer la intervención.
El cardiólogo chileno Pedro Becker, que implantará este viernes un corazón artificial a Felipe Cruzat, el nene de 11 años que hace 66 días espera un donante, destacó la disposición del sistema de trasplante de órganos y de los médicos argentinos para cooperar en el caso.

Becker esperaba la llegada de los cardiocirujanos del Hospital Garrahan -Horacio Vogelfang y Gerardo Naiman- y técnicos de la empresa que fabrica el corazón artificial, que abrieron "una luz de esperanza" para la familia.

"La salud de Felipe se agravó entre el viernes y el sábado pasados así que me puse a llamar a Argentina para ver de conseguir un corazón artificial. La respuesta fue inmediata y muy buena", dijo el médico en diálogo telefónico con Télam desde Santiago de Chile.

El médico resaltó la rápida respuesta de la empresa alemana con sede en Buenos Aires, que alquiló el dispositivo de asistencia ventricular -conocido como corazón artificial- y sugirió convocar a "médicos argentinos", además de enviar un técnico, para controlar el uso adecuado del aparato.

Aunque se indicó que el aparato enviado a Chile era del Garrahan, fuentes del hospital negaron la posibilidad al señalar que el dispositivo del que disponen está a punto de ser enviado a Alemania para una revisión.

Becker dijo que sobre la donación de órganos "en Chile la tasa de negativa familiar es del 30%, pero hasta hace poco era del 40%. Cuando hay casos graves y sale en los diarios se avanza", indicó y señaló que en ese país hay una fuerte discusión sobre la donación y que el parlamento busca modificar la ley de trasplante, un asunto que consideró "muy delicado".

En las primeras horas de este viernes, el cirujano chileno y sus colegas argentinos Vogelfang y Naiman, del Hospital Garrahan, operarán a Felipe para conectarlo al corazón artificial que lo mantendrá con vida mientras espera un donante.

Comentá la nota