Los médicos están estresados por la cantidad de casos de gripe

En los profesionales de la salud comenzaron a aparecer más casos de "burnout". Esto se traduce en irritabilidad, cansancio, pérdida de memoria y hasta el abandono de la profesión
En lo que parece ser un nuevo problema que trae la influenza A, los médicos de los hospitales públicos de la Ciudad y la Provincia admiten que están desbordados por el trabajo que enfrentan y que sufren de estrés.

De hecho, los expertos aseguran que, producto del pico de consultas que se dio semanas atrás, cuando no tenían tiempo de descanso ni todos los recursos necesarios para atender a las personas que acudían a los centros asistenciales en busca de ayuda médica, en los profesionales de la salud comenzaron a aparecer más casos de burnout, el llamado "síndrome del quemado".

El burnout tiene diferentes formas de manifestarse en los médicos, pero lo más común es la irritabilidad, el cansancio, la pérdida de memoria, la despersonalización, en la que la relación con el paciente pierde su dimensión humana, y hasta el abandono de la profesión, entre otros síntomas que son comunes cuando uno padece de estrés.

Roberto Sivak, psiquiatra y docente de la UBA, y miembro de la sección Intervención en Desastres de la Asociación Mundial de Psiquiatría, indicó que "el burnout se da cuando hay un desbalance entre lo que el médico debe dar y las gratificaciones que recibe a cambio, y en las crisis como esta el número de casos puede aumentar". "Los médicos se vieron tironeados por la demanda de atención de los que se creían afectados, teniendo que atender a la vez a los enfermos", agregó, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota