Médicos y enfermeros van al paro y no aceptan aumentos en negro.

Ampros ratificó la medida de fuerza para mañana y el jueves, en tanto ATSA no trabajará desde mañana al sábado. Los profesionales de la Salud reclaman un incremento del 45% y critican el acuerdo de ATE.
Los gremios de la salud que históricamente han tenido una postura negociadora con el Gobierno, Ampros (Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud) y ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina) ratificaron ayer la realización, a partir de mañana, de un paro sin asistencia a los lugares de trabajo y con atención de guardias como en días domingos y feriados.

Ampros parará mañana y el jueves, sin asistencia a los lugares de trabajo y el lunes, de 8 a 12, realizará una asamblea de delegados en el hospital Notti para disponer nuevas medidas de fuerza, en caso de que no se acepten sus reclamos salariales que consisten en un aumento del 45 por ciento al básico de clase 1, cumplimiento del convenio colectivo de trabajo y aplicación del 82 por ciento móvil a los jubilados del sector.

Ampros rechazó la convocatoria a una reunión en la Subsecretaría de Trabajo para mañana, a las 13, la que había sido solicitada por ATE para el sector profesional.

"A la reunión irá solo ATE nosotros no vamos, aunque no les corresponde a ellos estar debido a que lo que nosotros asentamos es que tenemos es una comisión negociadora", sostuvo Isabel del Pópolo, secretaria general de Ampros.

Uno de los principales puntos que enardeció a los profesionales de la salud fue la aceptación por parte de ATE de que el incremento salarial fuera en negro.

"La principal razón de nuestro rechazo a la cifra en negro es que ya en el 2006 establecimos que bajo ningún concepto íbamos a aceptar una suma en esas condiciones", dijo Del Pópolo.

La dirigente también cargó en ese sentido contra la secretaria general de ATE, Raquel Blas.

"Esta señora estableció el techo del 2008 cuando Juan Marchena era ministro de Gobierno. Ahora acepta un aumento salarial en negro. Y esto es una cosa de locos cuando los profesionales hemos blanqueado nuestro bono de sueldo. Pero además ella fija el techo de 2009 con el agravante que también está determinando el de 2010, ya que esto no lo van a blanquear sino hasta ese año con ese presupuesto. Este es un engaño. En octubre no se va a blanquear nada y entonces se está poniendo el techo de lo que será el incremento del 2010.

Sesenta y dos personas no pueden marcar el futuro de más de cuatro mil profesionales de la salud. Ellos son totalmente minoritarios. Esta es la realidad", afirmó la secretaria general de Ampros.

Mientras tanto, ATSA (que nuclea a buena parte de los enfermeros) parará miércoles, jueves y sábado sin asistencia a los lugares de trabajo y coincidirá con Ampros en guardias similares a los domingos y feriados.

"Son cinco días sin atención al público y pretendíamos que el Gobernador se dignara a llamarnos. Nuestro reclamo es que no aceptamos aumentos salariales en negro, ya que desfinancian la OSEP, que pierde 20 millones de pesos, la Caja Mutual y provocan daño en el sistema previsional con repercusión directa en los trabajadores que se jubilan. No aceptamos en negro ni un solo mes", planteó Juan Carlos Navarro.

ATSA acepta los 310 pesos firmados con el sector salud de ATE pero en blanco.

"En el acuerdo entre ATE y el Gobierno se consolidó la traición de Raquel Blas en una negociación en que los propios dirigentes partieron a sus trabajadores por la mitad, donde metieron a cualquier gente para que aceptaran el acuerdo con el Gobierno", vociferó Navarro, quien aceptó que ayer desde el Poder Ejecutivo trataban de dialogar con él para tratar de encontrar una solución y evitar el paro. Según el dirigente a ATSA le responden más de 10.000 trabajadores.

Navarro recalcó que el paro que realizarán es bajo la modalidad de la retención del débito laboral por incumplimiento del empleador por lo que no hay forma de descontar los días a los trabajadores.

ATSA tiene previsto realizar el 6 de mayo una marcha blanca por la dignidad y solidaridad de los trabajadores de la sanidad, en caso de que no haya solución al conflicto.

Navarro recordó que a los docentes le fijaron un aumento salarial en blanco por lo que no pueden echar en otra bolsa a los trabajadores de la salud.

Por otro lado, está previsto que hoy se reanude la paritaria del Gobierno con los empleados municipales, donde los segundos esperan que las comunas mejoren la última oferta salarial de 180 pesos sobre el básico. Algunos departamentos, como San Martín, ya dispusieron aumentos unilateralmente.

Comentá la nota