Los médicos definen hoy profundizar el plan de lucha

Los profesionales autoconvocados realizarán una asamblea este mediodía para evaluar la continuidad del plan de lucha, en reclamo de un aumento de haberes.

El grave conflicto de la sanidad en Tucumán, que mantiene prácticamente paralizada la atención en los consultorios externos y de especialidades en los hospitales públicos y CAPS de toda la provincia, ingresa hoy en su quinta semana y, lejos de resolverse, podría agravarse en los próximos días.

Ante la falta de respuestas a sus reclamos salariales, sumado a los descuentos de haberes dispuestos por las autoridades en represalia por los paros y quites de colaboración del sector, los médicos y empleados autoconvocados de la salud se reunirán este mediodía para definir la convocatoria a un nuevo paro de actividades para esta semana.

Esta vez, la medida de fuerza (la quinta desde que se inició el conflicto), "tendría una duración de 48 a 72 horas, a partir del martes, con una nueva movilización a la plaza Independencia, prevista, en principio, para este miércoles", según adelantó a EL SIGLO Estela Di Cola, vocera del sector.

Ese mismo día, a las 11.30, el ministro de Salud, Pablo Yedlin, intentará destrabar el conflicto, durante una reunión a la que fueron convocados, además de los profesionales autoconvocados, los gremios de ATSA, AME y SUMAR, y representantes de los colegios Médico, de Bioquímicos, de Farmacéuticos, de Psicólogos y de Odontólogos.

Disconformes

Sin embargo, todo indica que el próximo miércoles encontrará a los galenos y demás trabajadores de los hospitales realizando un nuevo paro y participando de otra "marcha blanca", y no sentados con el Gobierno y los gremios.

Ello debido a que la audiencia planteada por Yedlin es para estudiar solamente una posible modificación a la Ley de Carrera Sanitaria, algo que, de concretarse, llevaría meses de trabajo, dejando fuera de la agenda de discusiones el tema salarial, algo que los manifestantes no están dispuestos a resignar.

"Es un llamado al diálogo bastante genérico del Gobierno, porque propone una reunión para evaluar únicamente la Ley de Carrera Sanitaria, que sabemos que es un tema que puede llevar meses de trabajo hasta poder aplicarse, pero no quieren incluir en la mesa de discusiones el tema salarial, que es lo más urgente, no servirá para nada esta audiencia", advirtió Di Cola.

Según la profesional, "con esta convocatoria el Gobierno cree los trabajadores de la sanidad son ingenuos. Quizás nosotros, como médicos, tratamos a niños pero no lo somos, como parece creer el Ejecutivo", disparó.

Di Cola dejó en claro que sólo una propuesta salarial podría lograr que el sector levante el plan de lucha. "Es necesario que se otorgue una respuesta medianamente razonable respecto al tema salarial, que permita que los hospitales vuelvan a trabajar con normalidad", precisó.

Otro factor que dificulta la posibilidad de que los autoconvocados concurran a la reunión del miércoles, es el hecho de que el sector se resiste a compartir una mesa de negociación con los gremios de de la sanidad.

Al respecto, Di Cola aseguró que "es unánime la decisión de los delegados de todos los hospitales de no sentarse a dialogar nada junto con los gremios, sobre todo en materia salarial, porque la gente está muy enojada con los dirigentes. No descreemos de los gremios, descreemos de éstos gremios actuales, porque nunca defendieron realmente nuestros intereses y por eso surgimos como autoconvocados, le guste o no al Gobierno", agregó.

Si bien aclaró que el sector estaría dispuesto a reunirse con los sindicatos de la sanidad "para ver el tema de la Carrera Sanitaria", resaltó que no lo harían "para discutir salarios. No vamos a sentarnos con los gremios, porque ya nos traicionaron y firmaron un aumento del 15 por ciento en negro sin consultarle a nadie. No queremos seguir durmiendo con el enemigo", ironizó Di Cola.

Preocupación oficial

Por su parte, el ministro Yedlin reconoció a este diario que "el Gobierno ve con mucha preocupación la situación planteada con los paros y quites de colaboración, que se hacen sentir con más fuerza en los hospitales de la Capital, donde desde hace casi cuatro semanas no atienden los consultorios de especialidades y no se están realizando cirugías programadas".

El funcionario admitió que "el Estado tiene la obligación de garantizar el acceso a la salud gratuita a toda la población, porque se trata de un derecho constitucional", no obstante, aclaró que "esto se está haciendo muy difícil porque hace falta que también los médicos colaboren y depongan las medidas de fuerza para sentarse a dialogar y consensuar una salida".

El titular de la cartera sanitaria confirmó que en la reunión del miércoles solamente se evaluará la Carrera Sanitaria y reiteró que no habrá una propuesta respecto al reclamo salarial. "Ya dijimos que la provincia no está en condiciones de otorgar un nuevo aumento, teniendo en cuenta que hace tres meses ya se dio una mejora salarial. Lo que sí podemos hacer es avanzar con la Ley de Carrera Sanitaria, para ver cuáles son los puntos débiles de esta norma y estudiar las modificaciones que se podrían incorporar", puntualizó.

Yedlin reiteró que "no está en manos del Ministerio de Salud la posibilidad de negociar un aumento de sueldos, porque esa es una función que viene realizando el Ministerio de Gobierno con los gremios".

Sin embargo, explicó que "la Ley de Carrera Sanitaria también tiene un impacto en la determinación de los salarios, porque incluye algunos ítems, como la carga horaria y el escalafón, que podrían comenzar a discutirse".

Pedido del Ombudsman

Por otro lado, Yedlin dijo que, en principio, "no estaba previsto invitar a los autoconvocados a la reunión de este miércoles. Los llamamos a dialogar por un pedido expreso del defensor del pueblo, Jorge García Mena, quien emitió una resolución pidiendo que el Gobierno promueva una salida al conflicto de la sanidad mediante el diálogo, pero también exhortando a que se levanten las medidas de fuerza. Nosotros cumplimos con nuestra parte y esperamos que los profesionales también lo hagan, por el bien de la población", concluyó.

Comentá la nota