No médicos: Beder Herrera está a favor de las paritarias.

El mandatario opinó que es un buen sistema de negociación y que lo debe resolver Graselli.
El gobernador Luis Beder Herrera se expresó sobre el conflicto que mantiene el Gobierno con los trabajadores no médicos del Hospital Vera Barros que exigen un aumento salarial al básico y se mostró de acuerdo con la posibilidad de abrir una paritaria para discutir este reclamo.

"Esa es una política que la tiene que hacer el Ministro de Salud y yo no tengo inconveniente en hacer paritarias porque es un buen sistema de negociación y porque ha dado buenos resultados con los maestros", dijo el mandatario.

De esta manera, Beder Herrera dejó en manos de su ministro de Salud Gustavo Graselli la responsabilidad de avanzar en el anuncio que el funcionario hizo el martes cuando aseguró que habrá paritarias para el personal no médico.

De todos modos, el Gobernador aclaró que las paritarias "deben hacerse con los gremios que tengan representación" a la vez que destacó que la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) La Rioja cuenta con el "95 por ciento de los afiliados del sector".

La aclaración del mandatario apunta al acuerdo que hace casi un mes el Gobierno alcanzó con ATSA y a través del cual se otorgaron una serie de mejoras salariales y laborales a un grupo de profesionales de la salud y también para trabajadores no profesionales.

Sin embargo, los trabajadores en conflicto -que llevan más de dos meses con su plan de lucha- hasta ahora no han sido alcanzados con esos beneficios y por esa razón insisten con el pedido de paritarias.

Este grupo de trabajadores no médicos iniciaron hace más de una semana una protesta frente a la Iglesia Catedral que consiste en un encadenamiento a las rejas de ese edificio sumado a una huelga de hambre.

Reunión clave

Ayer a partir de las 19.00, representantes de estos trabajadores junto con el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Administración Pública Provincial (SITRAPP) Carlos Laciar se aprestaban a reunirse con Graselli para comenzar a definir la anunciada apertura de la paritaria.

La intención de los huelguistas es que en dicho encuentro Graselli fije la fecha de la paritaria y que luego de ese anuncio el Gobernador firme el decreto que avale la paritaria.

Hasta anoche, los manifestantes mantenían la protesta frente a la Catedral a la espera de algún avance concreto sobre la paritaria anunciada por el ministro Graselli.

Comentá la nota