Médicos argentinos avalaron la prescripción de Tamiflú a los chicos

Médicos argentinos avalaron la prescripción de Tamiflú a los chicos
Mientras el British Medican Journal desaconsejó el uso de oseltamivir en menores de 12 años, la cartera de Salud bonaerense, el Gutiérrez, el Cemic y el laboratorio Roche minimizaron los efectos adversos. Hay 15 muertos más.
El ministerio de Salud bonaerense aseguró este martes que el antiviral contra la gripe A es efectivo en los niños y manifestó que los efectos adversos no superaron sus beneficios en el tratamiento contra la enfermedad.

Estas declaraciones surgieron en respuesta a un informe publicado por científicos británicos- y que tuvo amplia difusión en medios internacionales- que desaconsejaban su uso en menores de 12 años por los efectos colaterales del medicamento.

La cartera sanitaria bonarense sostuvo que los niños medicados con el antiviral oseltalmivir para combatir la gripe A HIN1 "evolucionaron favorablemente en los hospitales provinciales y los efectos adversos no superaron sus beneficios para tratar la enfermedad".

El ministro de Salud, Claudio Zin, aclaró que "estamos frente a un medicamento muy efectivo siempre que se lo administre con indicación médica" y consideró que "como todo medicamento, tiene efectos colaterales, pero por la experiencia recabada a lo largo de la pandemia, cuando esos efectos aparecen resultan leves".

En el mismo sentido se pronunció el especialista Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, centro de salud donde se evaluaron los efectos del antiviral en 168 niños. "Observamos una buena evolución y efectos adversos leves, como vómitos o diarrea, en sólo el 13% de los casos, pero ninguno de estos chicos requirió internación", manifestó López.

El especialista dijo que en la Argentina "el oseltamivir tiene una disponibilidad diferente de la que se da en Inglaterra. Aquí el control de los antivirales la tiene el Estado a través de los hospitales, por lo tanto se prescribe sólo cuando es necesario". "En cambio, en Inglaterra, se consigue en farmacias y esto puede acarrear algunas desprolijidades en su administración".

Por su parte, desde el Cemic, Pablo Bonvehí sostuvo que "ya se ha probado que si el antiviral se administra junto con una comida se reduce en forma notable el riesgo de efectos gastrointestinales como vómitos o diarrea". "En Japón se efectuó un estudio sobre 10 mil niños y se llegó a la conclusión de que no hay pruebas fehacientes que permitan relacionar el empleo de los antivirales con efectos neuropsiquiátricos", expresó.

En tanto, la integrante del servicio de infectología del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata María Rosa Agosti, afirmó que en ese área se asistió a más de 150 niños a los que se les administró oseltamivir y dijo que "no se observaron consecuencias negativas prácticamente en ninguno. Al contrario, la medicación administrada en tiempo y forma resultó de lo más efectiva".

El laboratorio que importa el medicamento en el país también minimizó los efectos secundarios del mismo y destacó su efectividad para tratar la enfermedad.

Comentá la nota