Los médicos afirman que no hay diálogo y el Gobierno que no hay plata

Después de la medida de fuerza la Asociación de profesionales afirmó que el diálogo "está cerrado", debido a las continuas respuestas negativas del Ejecutivo a las demandas del sector. "Lo que está cerrada es la puerta de la bóveda", graficaron desde el Ministerio de Salud.
RÍO GRANDE.- Tras el paro del pasado jueves que prácticamente paralizó las actividades en el Hospital Regional de Río Grande, la Asociación de Profesionales del nosocomio renovó sus cuestionamientos al Gobierno provincial ante la falta de respuestas a las demandas del sector, tanto salariales como relacionadas a la operatividad del centro asistencial.

"No hay diálogo", afirmaron desde la entidad, mientras que el Ministerio de Salud respondió que "diálogo hay" pero no recursos económicos para atender el reclamo de los médicos.

En este marco de idas y vueltas, el presidente de la Asociación de Profesionales del HRRG, Jorge Carmassi, afirmó que si bien el sector quiere "seguir negociando" con el Gobierno "no hay diálogo", debido a la "postura de no reconocimiento y de no escuchar" que adoptó el Ejecutivo.

Carmassi consideró que "el diálogo se puede cortar cerrando la puerta o entrando en una postura de no reconocimiento o de no escuchar", y apuntó que "a nosotros no nos echaron de ninguna mesa de negociaciones, pero si estamos con medidas desde el 10 de marzo es porque las cosas no prosperan y no hay diálogo".

Observó que "llegamos a una instancia en la que ante un argumento nuestro la respuesta es no o es no, y por eso cuando es así la pregunta es si hay diálogo nosotros pensamos que no lo hay".

Dijo además que "tenemos un montón de formas de demostrar que no hay diálogo, y una de ellas es que no nos dicen por qué se efectuó el descuento de haberes cuando no hemos infringido ninguna forma laboral". Y agregó: "Si hay una razón para decir que infringimos alguna norma que nos digan cuál es".

Carmassi aclaró que "la medida de ayer no fue solo por los descuentos, además hay una serie de cuestiones que no se solucionan pese al avance del tiempo".

Al respecto, mencionó que "no se plantean cuestiones solamente de la escala salarial, se plantean también cuestiones de funcionamiento del sistema como por ejemplo el nombramiento de profesionales y la necesidad de insumos para el hospital. Son cosas que implican dinero pero no son estrictamente salariales".

En diálogo con la prensa el médico cuestionó que "si entonces el Gobierno sale a decir por los medios cosas que no son, no hay ningún diálogo ni siquiera de sordos".

Remarcó que "nosotros sí supimos escuchar, cuando se nos convocó y se nos pidió que trabajemos con el tema de la pandemia y que pongamos el hombro lo hicimos, pero cuando nosotros pedimos para mejorar el funcionamiento o para que se arreglen situaciones de inequidad que ellos mismos generaron ahí no escuchan".

En tanto, advirtió que "la presión dentro de la asamblea (de médicos) es elevada y lo de ayer fue una muestra, nos subestimaban y decían que no íbamos a parar y la respuesta fue contundente", motivo por el cual "esperamos que suene el teléfono y que nos convoquen para algo serio y dejarnos de dilatar".

Asimismo, enfatizó que "a la comunidad y al Gobierno les debe quedar claro que nosotros queremos negociar, y que para nosotros no es ningún beneficio no trabajar".

Por otra parte, cargó contra el subsecretario de Políticas de Salud, Juan Gómez Carrillo, ya que "firmó hace un año y medio un acuerdo con un sector de salud y sin la presencia de los profesionales. Se negociaban cinco puntos y quedaron afuera dos que estaban relacionados exclusivamente con el sector profesional", por lo cual evaluó que "sin dudas hubo inequidad" ya que "o había acuerdo para todos o para ninguno, y la excusa que ponen es que en ese momento no tenían para conformar a todos".

"Gómez Carrillo no viene de Júpiter, es un médico del hospital de Río Grande que hasta antes de asumir realizó durante años guardias conmigo, y en honor de la verdad no entiendo cómo firmó algo que él sabía que iba a generar esta postura del sector", fustigó.

Ante este panorama, Carmassi manifestó que "no podemos seguir con los mismos interlocutores que hace un año y medio nos vienen chicaneando y nos vienen diciendo no".

Por último, se preguntó si Ríos "tendrá conocimiento acabado de lo que sucede y nosotros estamos concluyendo que no, evidentemente no recibe la información global sobre lo que sucede. Por eso planteamos hablar directamente con ella".

"No hay recursos"

Gómez Carrillo salió al cruce de las críticas de la Asociación de Profesionales y aseveró que "siempre hemos tenido abierta la puerta para dialogar con todos los sectores del sistema de salud".

Irónico, planteó que "lo que no tenemos abierta es la puerta de la bóveda con los recursos para atender las demandas que hacen", y afirmó que "nunca hubo despojo, quita o merma de salarios como dicen los profesionales".

El funcionario admitió que "sí hubo una manera de liquidar ítems que ellos consideran discriminatoria", pero observó que "los profesionales tuvieron una recomposición exclusiva el 1 de enero de 2008, y además se beneficiaron parcialmente con los demás acuerdos a los que se arribó con ATSA, que es lo que ellos consideraron injusto".

Gómez Carrillo dijo que "más allá de la justicia del reclamo que hacen, nosotros estamos ante una realidad que nos plantea la imposibilidad de erogar más recursos en gastos de personal, sin importar que no se lo quiera denominar aumento de haberes y se lo prefiera llamar equiparación, restitución o lo que sea".

Enfatizó que los propios médicos "reconocieron que implicaba 700.000 pesos más por mes para atender el reclamo de este sector únicamente, e inclusive aclaran que ese sería solamente una parte de sus pedidos".

El subsecretario de Políticas de Salud sostuvo que a los médicos "les reiteramos de todas las maneras posibles que el Estado no está en condiciones de hacer lugar a más erogaciones por concepto de personal", y que la postura se fijó "no sólo en constantes reuniones que tuvieron con autoridades del Ministerio de Salud, si no que inclusive les abrimos otras puertas", como por ejemplo "que dialoguen con el ministro de Economía, el anterior y el actual".

En tanto, apuntó que "tenemos una Provincia con números muy transparentes, el Tribunal de Cuentas por primera vez en 18 años aprobó las cuentas del Ejercicio (2008), ratificando que eso fue lo que pasó con los recursos el año pasado, certificando el monto de dinero que entró y del que salió y en qué conceptos".

Pero lamentó que pese a ello "los profesionales ya no quieren ver más los números".

Comentá la nota