Un médico implora por el servicio de Terapia Intensiva Pediátrica

A un mes ya de haber enviado una carta al gobernador Mario Das Neves, el doctor Mauro Nieto, hizo pública una descripción sobre la realidad de la terapia intensiva infantil en esta ciudad. Abogó por que se reviertan las "precarias condiciones" actuales y se dote a la unidad de al menos 5 especialistas.
En el año "98 el doctor Mauro Nieto era un pediatra recién recibido, que luego de hacer su residencia en el Hospital Regional consideró que debía especializarse como terapista infantil. El profesional, oriundo de esta ciudad, logró su cometido por entonces y ya en el 2000 intentó conformar la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del nosocomio local. Sin éxito llegó con su intención a los por entonces jefe de Pediatría Rapallini y ministro de Salud Eloy García. A raíz de eso, Nieto comentó que aceptó una oferta para dedicarse en la unidad de lujo de Río Gallegos, donde en la actualidad es Jefe de servicio. Ahora, en tanto, fue convocado por pediatras locales para que ofrezca una capacitación, la cual orgulloso dijo que "ya comenzó a dar sus frutos".

Todo sigue igual

A pesar que ya transcurrió casi una década desde que Nieto se fue de esta ciudad, se encontró en esta oportunidad con que la realidad del servicio de terapia pediátrica del Hospital sigue siendo una deuda pendiente con la comunidad. "Siempre la salud se deja para lo último porque no da votos. Lo que da votos es la obra pública, lo que se ve, los aplausos, pero salud, educación, seguridad y justicia no da rédito político", sostuvo casi desilusionado Nieto.

Para el especialista, en la actualidad, "la situación está desbordada, está mucho peor que antes, sigue siendo una sala general y es como un depósito porque hay hasta una heladera que no tiene por qué estar. Hay precarias condiciones de infraestructura, de equipamiento y recurso humano que debieran revertirse". Según Nieto, la unidad deseada podría construirse, equiparse y dotarse de al menos 5 profesionales, destinando unos 100 mil dólares, cifra que según explicó es similar a la que se invierte en derivaciones fuera de la provincia teniendo en cuenta lo "oneroso" que eso es.

Finalmente, el profesional dejó en claro que su interés es solo por los niños, que de ninguna manera es político ya que no profesa con los partidos mayoritarios. "No insulten mi poca inteligencia y tanto peronistas como radicales no son partidos, son nuevos movimientos camaleónicos que cambian de color y textura política sin sonrojarse y cuya única doctrina es el discurso demagógico y populista", destacó.

Comentá la nota