Medicarán a todos los que tengan síntomas de gripe

Medicarán a todos los que tengan síntomas de gripe
Es para los pacientes sospechosos de más de 15 años. Lo anunció el ministro de Salud en un intento para frenar la propagación de la pandemia. El Gobierno afirmó que tiene un stock suficiente de antiviral, pero ayer en muy pocas farmacias se conseguía.
El rumor que circulaba por los pasillos oficiales se confirmó ayer después de la reunión en Capital del Consejo Federal de la Salud, conformado por los titulares de las carteras sanitarias de todo el país. Terminado el encuentro, entonces, el ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, anunció que se unificaron los criterios con todas las provincias y que, a partir de ahora, y en un intento por frenar la expansión de la pandemia, se les dará el medicamento antiviral (oseltamivir) a todos los pacientes sospechosos de tener gripe A que sean mayores de 15 años y que estén padeciendo las primeras 48 horas de síntomas.

"La recomendación de los expertos es que toda persona mayor de 15 años que presente síntomas y, previa consulta con el médico, debe recibir tratamiento antiviral, ya que según los especialistas es el grupo más vulnerable, con mayor predisposición a tener el virus y enfermar", explicó Manzur, que antes de encontrarse con sus pares provinciales estuvo reunido en Olivos con la presidenta Cristina Fernández. A pesar de sus dificultades para salirse del discurso técnico, el ministro aclaró qué caso es sospechoso: "Es toda persona que presenta enfermedad respiratoria aguda, con fiebre mayor a 38 grados en un espectro que va desde influenza a neumonía". Y agregó: "Esta persona debe consultar rápidamente a un servicio de salud, permanecer en aislamiento domiciliario, utilizar barbijo en su casa y, por favor, no automedicarse".

Manzur reconoció que el 90% del virus que circula en el país es del tipo A (H1N1). Y que "el 97% de los contagiados de enfermedades respiratorias tipo Influenza tiene la nueva gripe", aunque explicó que la gran mayoría, un 90%, es asintomático. "Quiere decir que la cifra inferida de la cantidad de pacientes notificados contagiados es de 105 mil", explicó.

La estrategia de generalizar la prescripción del antiviral se aplicó en México desde los inicios de la pandemia. Oscar Rizzo, encargado del área de infectología del Hospital María Ferrer y representante por la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, le dijo además a Clarín que Chile lleva adelante una estrategia similar, "y en ella podría estar una de las razones por las que allí la tasa de mortalidad de la pandemia es más baja que acá", dijo Rizzo.

Para frenar el avance de la pandemia, el Estado ya repartió 300 mil tratamientos. Hoy llegará un envío de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de 120 mil y el viernes estarían a disposición otros 500 mil. Fuentes del Ministerio de Salud le comentaron a Clarín que la semana próxima habría otros 500 mil tratamientos (cada tratamiento le cuesta al Estado $ 89, casi la mitad de lo que sale en venta al público, y consta de diez comprimidos o dosis, que se administran a razón de una cada 12 horas). "Tenemos el stock garantizado para la atención pública", comentó la misma fuente.

No obstante, el Gobierno está renegociando con urgencia con los laboratorios que ganaron la licitación para entregar la droga porque, según los plazos firmados, estaba pactada para el 17 de agosto. La ampliación de tratamientos exigirá al sistema de su distribución porque el Estado acaparó la inmensa mayoría de las dosis de Oseltamivir existentes. En las farmacias, son pocas las cajas de la droga que se consiguen. Ayer, una recorrida que hizo Clarín arrojó que muy pocos locales tienen la droga. Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, le dijo a este diario que la semana pasada sólo se distribuyeron en el circuito privado 24.000 tratamientos.

Respecto de la posibilidad de decretar la emergencia sanitaria nacional, Manzur recordó que "está vigente desde 2002", cuando bajo la presidencia de Eduardo Duhalde se firmó el decreto como consecuencia de la crisis económica e institucional que atravesaba el país. Sin embargo, esto nunca antes se había aclarado.

Sobre este punto, fuentes oficiales hicieron notar que "se demostró que no tenían ningún fundamento" los argumentos dados por el Ministerio de Salud durante la gestión de Graciela Ocaña, en el sentido que la ministra había pedido que se dictase la emergencia sanitaria y que su reclamo había sido desechado por el más alto nivel del Gobierno.

Manzur también confirmó que se sumarán las Fuerzas Armadas a la atención de los pacientes, como informó Clarín en ediciones anteiroes.

Comentá la nota