Medicamentos truchos: allanan departamento de Zanola

Medicamentos truchos: allanan departamento de Zanola
El procedimiento judicial incluyó la droguería San Javier y quedó demorado un hombre al que se investiga para establecer si es un testaferro vinculado a la maniobra.
Un hombre al cual se investiga para establecer si es un testaferro vinculado a la maniobra de los medicamentos quedó demorado hoy, tras una serie de allanamientos que incluyó un operativo en el departamento que el sindicalista bancario Juan José Zanola posee en el Barrio Norte porteño.

Fuentes judiciales dijeron a la agencia DyN que el resultado del allanamiento había sido "altamente positivo", pero no quisieron dar más detalles para evitar perjudicar la pesquisa.

No obstante, admitieron que hubo tres allanamientos: el más importante se hizo en la calle Pedro Goyena 59 de esta capital, donde funcionaba San Javier, la droguería que proveía de medicamentos a la obra social bancaria y que era propiedad de Néstor Lorenzo.

Allí, indicaron las fuentes, se habría demorado a un sujeto a quien se investiga para determinar si es beneficiario de las órdenes de pago que involucraban a San Javier y las obras sociales.

Además, en el procedimiento se incautaron 30 cajas con documentación y 35 biblioratos relacionados con otro grupo de obras sociales que también podrían haber recibido medicación adulterada.

Trascendió que se habrían encontrado medicamentos vencidos, los cuales ahora serán peritados.

Asimismo, el juez Oyarbide dispuso dos allanamientos en domicilios particulares: uno en una casa de la calle El Tala al 3800 de Temperley, vinculada a Lorenzo, otro en un séptimo pido de un edificio ubicado en la calle Peña al 2700, que le pertenece a Zanola, según las fuentes.

Habrá que esperar que en las próximas horas el juez Oyarbide analice la información que se secuestró en el marco de este allanamiento para avanzar con la pesquisa, con vistas a las indagatorias que prevé tomar en dos semanas.

Allí espera indagar al ex Superintendente de Servicios de Salud Héctor Capaccioli -uno de los recaudadores de la campaña presidencial de Cristina Fernández-, al empresario Lorenzo, al gremialista Zanola y a su mujer, Paula Aballay, entre otros.

No obstante, estas últimas dos indagatorias están supeditadas a la resolución que debe tomar la Cámara Federal porteña a la hora de resolver la recusación que planteó en su contra la defensa de Zanola.

Para el gremialista bancario, Oyarbide habría prejuzgado con sus declaraciones públicas en las que dijo que el cerco de la causa se cernía sobre él.

Muchos de los personajes de la causa que investiga la mafia de los medicamentos están ligados a las causas abiertas por los aportes a la campaña presidencial de Cristina Fernández y por los asesinatos, hace 13 meses, de los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

Precisamente, la viuda de Forza, Solange Bellone, quedo procesada hoy en el marco de otra investigación también por la entrega de medicamentos oncológicos presuntamente adulterados.

Se trata de una causa que no tiene relación directa con la investigación de Oyarbide. Pero se sospecha que la empresa que presidía Bellone habría hecho girar ampollas de una medicación contra el cáncer de mamas que terminaron en manos de dos pacientes afectadas.

Comentá la nota