La médica Hilda Molina es la nueva "blogger" cubana

La pionera de este movimiento fue Yoani Sánchez, quien desde su pagina personal "Generación Y" da una ácida visión del día a día cubano.
El movimiento blog cubano tiene un nuevo nombre que añadir a su cada vez más extensa lista: la médico disidente Hilda Molina fue una de las últimas en apuntarse a esta fórmula para expresar su opinión en un país donde muchos sienten que los medios, controlados por el Estado, no les dan espacio público.

"Yo escribía muchísimo, pero todo andaba disperso, entonces, me lo dijeron científicos médicos, por qué no pones todo junto para que la gente pueda ver lo que piensas, lo que dices", explicó Molina en entrevista a la agencia DPA.

"Me embullaron (convencieron) para hacerlo, yo no me manejo con Internet, pero escribo y me están ayudando a que funcione", bromea. Pero, con seriedad, agrega: "Lo que hay allí todo lo escribo yo".

Su último "post": una elegía a su madre, Hilda Morejón, por su 90 cumpleaños, que celebró en la Argentina esta semana, después de que el gobierno de Raúl Castro le permitiera el año pasado viajar a ver a su nieto y bisnieto y en vísperas de la llegada a Cuba de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien la médico ha pedido una vez más que intente realizar gestiones para poder reencontrarse con su familia, después de 15 años de separación.

Pero según declara en su blog (www.hildamolina.blogspot.com ), el objetivo de éste va más allá: "Tengo la esperanza de que constituirán mensajes de alerta sobre la terrible realidad del sistema ideológico-político-social-económico en que ha transcurrido la mayor parte de mi existencia", escribe en su presentación.

De este modo, la médico disidente se inscribe en una cada vez más larga lista de ciudadanos cubanos que, sean o no miembros declarados de la oposición, han elegido el espacio virtual que ofrece Internet para sacar sus opiniones personales a la luz.

La pionera de este movimiento fue la filóloga Yoani Sánchez, quien desde su blog "Generación Y" da una ácida visión del día a día cubano y se convirtió en un referente dentro y fuera de la isla sobre las posibilidades que proporciona Internet, reconocido con numerosos premios internacionales.

Comentá la nota