Media sanción para la declaración de desastre agropecuario nacional en campos de la provincia

La Cámara de Diputados de la Nación dio esta semana media sanción al proyecto que supuestamente se había "traspapelado" en agosto: declaró zona en estado de desastre agropecuario por sequía por el plazo de 180 d¬ías a las explotaciones agropecuarias radicadas en los departamentos de Guatraché, Hucal, Caleu Caleu, Lihuel Calel, Utracán, Loventué, Chalileo, Chical Co, Puelén, Limay Mahuida, Rancul, Trenel, Conhelo, Catriló, Capital, Toay, Atreucó, Quemú Quemú, Realicó, y Curacó de la provincia de La Pampa. Asimismo, se incluyen a las explotaciones situadas en los departamentos de Chapaleufú y Maracó en zona en estado de emergencia agropecuaria por sequ¬ía por el plazo de 180 d¬as. En ambos casos el plazo puede ser prorrogado por igual término por el Poder Ejecutivo Nacional.
El proyecto tuvo origen en el Senado y recibió modificaciones en Diputados, por lo que ahora debe ser aprobado por la Cámara Alta.

La diputada Adriana García comunicó que se contactó con el senador Rubén Marín para informarle de la media sanción del proyecto y solicitarle la pronta aprobación en el Senado. Marín prometió ocuparse personalmente del tema.

La provincia de La Pampa ha decretado la emergencia y desastre agropecuario para la totalidad de la provincia y de aprobarse esta iniciativa deberá el Poder Ejecutivo Nacional homologarla a nivel nacional. Ello permitirá a los productores pampeanos hacer uso de las franquicias impositivas en el impuesto a las ganancias para la venta forzosa de bienes, alcanzando por ejemplo a la venta del ganado que debió liquidarse por falta de pastos y forrajes.

El proyecto debía estar aprobado en agosto. Inicialmente senadores dijeron que el pliego con la declaración de la emergencia en la provincia se había "traspapelado" en Diputados. Luego, se supo que el presidente de la Comisión de Agricultura de Diputados, el diputado Alberto Cantero, se negó a incluirla con el resto de declaraciones de emergencias para las otras provincias. Cantarero puso reparos porque se obligaba a que tanto el Banco de la Nación como el Banco Central de la República Argentina flexibilizaran las normas para el otorgamiento de préstamos.

Comentá la nota