En la Media 9, de Fátima Sin el oficialismo y Unión Pro, algunos candidatos se vieron las caras

Respondieron preguntas de alumnos de un colegio, en un debate que se repite desde hace 4 elecciones. El zuccarismo decidió no ir a la cita, mientras que los de De Narváez denunciaron aprietes en la labor de campaña, por lo que no pudieron concurrir.
Como ya es costumbre desde hace 4 elecciones, los candidatos en este caso a concejales de Pilar participaron del debate que organizan alumnos de una escuela, en este caso la Media 9 de Fátima, de la mano del profesor de Daniel Américo.

Sin embargo, en esta ocasión los postulantes de los principales partidos que competirán el domingo no estuvieron presentes: el Frente para la Victoria y Unión Pro.

En el primero de los casos no hubo una explicación oficial —siempre han asistido a un encuentro que más que político es académico y que pretende empapar a los chicos de la cosa pública—, aunque algunas voces señalaban al profesor que organizó el encuentro como el detonante del faltazo.

Es que Américo fue durante un tiempo integrante del equipo técnico del candidato de Unión Pro Gustavo Trindade, por lo que algunos oficialistas temían la mano del trindadismo detrás de la organización del evento.

Paradójicamente, el que tampoco pudo asistir fue el propio Trindade. En este caso, el folclorista aseguró que se tuvo que "dedicar todo el día a enfrentar situaciones de agresiones y violencia", según él perpetradas por el oficialismo.

"Me hubiera gustado estar, y en vez de preocuparme por estas cosas que son muy bajas, podría estar en el debate, respondiendo las preguntas de los chicos", se lamentó Trindade en diálogo con Pilar de Todos.

Los que sí estuvieron presentes ante unos 50 alumnos, fueron Juan Arenaza, de la Coalición Cívica, Gabriel Lagomarsino y Pablo Guzmán, de la UCR, José Veintemilla, de Consenso Federal, Alejandro Uriburu, del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, Miguel Gamboa, de Nuevo Encuentro, Y Carlos Cornejo y Nora Elicabe de Partido Obrero.

Todos, con una mecánica prolija, respondieron preguntas de antemano confeccionadas por los alumnos, que eran elegidas al azar por el partido, que también era sorteado.

Entre las consultas, más referidas a la visión de la política y el civismo que al rol de un concejal, estaban: "¿Cómo se traduce la tolerancia en el ámbito de la política?, ¿Qué opinan de los programas de humor político?, ¿Qué les parece el voto calificado?, ¿Por qué no se le da prioridad a la educación?, ¿Los Derechos Humanos son una cuestión de genero?", entre otras.

Los candidatos tenían 3 minutos para responder, tiempo que era cronometrado y graficado con un semáforo que pasaba del verde, al alerta de amarillo hasta el rojo de "se terminó el tiempo".

Luego, todos coincidieron en que debates como tales deben repetirse, sobre todo para llegar con la política y generar conciencia cívica en los adolescentes, al tiempo que lamentaron que no hayan estado presentes los dos partidos que, según las encuestas, se llevarán la mayor cantidad de concejales en juego: el zuccarismo y Unión Pro.

Comentá la nota