Medanitos reiteró su rechazo a ceder el agua a una empresa

El presidente del consorcio de Regantes reiteró que dar el agua durante 11 días y 11 noches es "de cumplimiento imposible".
El presidente del consorcio de Regantes de Medanitos, Manuel de Jesús Aguirre formalizó ante la dirección Provincial de Riego, que conduce Mario Vera, el rechazo que decidió la asamblea de socios a la orden del organismo de ceder agua de riego de esa localidad durante 11 días y 11 noches a favor de la empresa diferida, Cabernet de Los Andes, ubicada en Fiambalá, tal como también lo había decidido la Corte de Justicia local. "En contestación a vuestra comunicación del 9 de setiembre, comunico que el pueblo de Medanitos, reunido en asamblea, que incluía la totalidad de los regantes, rechazó la absurda decisión de la Corte de Justicia por ser de cumplimiento imposible, y que ocasionará de llevarse adelante, el aniquilamiento de toda una población de más de 1.500 habitantes", señala el dirigente, que aclara que "no depende del consorcio de Regantes que presido, hacer cumplir una orden increíble en un sistema democrático, y que se originó en actos administrativos aberrantes emanados de esa misma dirección, que es la única y exclusiva responsable de la situación creada, para beneficiar ilegalmente a una empresa privada que ya cuenta con privilegios impositivos de dudosa legalidad".

Específicamente, Aguirre recuerda que la dirección por una disposición del año 2006, otorgó a la firma Cabernet de los Andes S.A. una concesión de agua "para riego permanente y a perpetuidad para la finca La Retama, ad referendun del Poder Ejecutivo". Y que fue ese instrumento que tomó como base la Corte para hacer un lugar a un amparo de la empresa y ceder el agua, pero sin que el Gobernador dictara aún hoy, a más de 3 años, el pertinente decreto o instrumento legal ratificando la concesión.

"La disposición DPR Nº 098/06 dictada ad referendum del Poder Ejecutivo, no cuenta con instrumento ratificatorio u homologatorio que le otorgue validez, conforme con expresas disposiciones de la Ley Provincial de Aguas", señala Aguirre en la nota que le elevó a Vera.

Además reiteran, que si el directorio del consorcio hiciera caso al "monstruoso" fallo de la Corte, en la práctica no se podría llevar a cabo y, por eso es de "cumplimiento imposible, ya que, al abrir la compuerta existente que se utilizó siempre, y debe ser utilizada en el futuro, a los fines de dejar pasar cada tanto, cierto caudal de agua como drenaje para evitar que los médanos avancen sobre las fincas y propiedades circundantes, y dejar abierta esa compuerta, incluso, permanentemente no permitir ni proveer de agua a la aludida finca, dado que desde ese lugar hasta el límite norte de esa propiedad, existen 18 kilómetros de médanos, sin canales ni entubamienos de ningún tipo, por lo que un recurso esencial en el planeta, se perdería y dilapidaría estúpidamente, y al propio tiempo se aniquilaría una población de más de mil quinientas almas y 300 regantes, que equivale decir, más de trescientos productores que viven de su actividad productiva y permiten con su trabajo que subsista Medanitos". Asimismo, sostiene que "ninguna concesión, ni aún ratificada por el PE puede ser permanente y a perpetuidad", e ironiza sobre "el afán por consagrar un eterno abuso y privilegio inadmisible a favor de la citada empresa privada, condujo a la Corte a una perfecta farsa grotesca de cumplimiento imposible, dado que la fuerza de la realidad y de los médanos y vientos de la zona de Medanitos, impiden e impedirán el cumplimiento de disposiciones semejantes"-

"No es posible, por cierto, cambiar la naturaleza, por mandatos y normas que consagran privilegios absurdos, con esto decimos que todas estas resoluciones carecen de toda posibilidad de cumplimiento", concluye.

Comentá la nota