McCain dijo que su rival es "socialista"

WASHINGTON.? En un nuevo capítulo de su ofensiva de final de campaña contra Barack Obama, el candidato presidencial republicano, John McCain, acusó a su rival demócrata de defender un enfoque socialista de la economía, porque, a su juicio, propone redistribuir la riqueza en lugar de crearla.

En un mensaje radial, McCain se preguntó cómo hará el senador Obama, de llegar a la Casa Blanca, para recortar los impuestos a los ingresos del 95 por ciento de los estadounidenses cuando un 40 por ciento de ellos ya no los paga actualmente.

"Como no se puede reducir los impuestos de aquellos que pagan cero, el gobierno les firmará cheques y los llamará «crédito fiscal», y el Tesoro cubrirá esos cheques cobrándole impuestos a otras personas", dijo McCain. "Al menos en Europa, los líderes socialistas que mi rival admira tanto son frontales sobre sus objetivos, usan números reales y lenguaje honesto. Deberíamos reclamar lo mismo de parte del senador Obama", agregó.

La cuestión impositiva ingresó de lleno al centro del debate electoral en los últimos días, cuando Joe Wurzelbacher, un supuesto plomero, le dijo a Obama, tras un acto proselitista en Ohio, que temía comprar la empresa de plomería en la que trabajaba porque el plan impositivo demócrata le aumentaría los impuestos. Obama le replicó que sólo pretendía "distribuir la riqueza", y luego McCain volvió a "Joe el plomero" una celebridad, al mencionarlo 26 veces durante el debate del miércoles pasado.

Sin embargo, luego se supo que Wurzelbacher ya debe impuestos y que carece de una licencia de plomero obligatoria, lo que puso en duda la verosimilitud de lo que le relató a Obama.

De todos modos, McCain afirmó que Obama "planea convertir" a la oficina federal recolectora de impuestos (IRS, por su sigla en inglés) en "una gigantesca agencia de asistencia social". Obama le respondió duramente durante un acto en Missouri. "La única «asistencia social» en esta campaña es el plan de McCain de conceder otros 200.000 millones de dólares en recortes impositivos a las corporaciones más ricas de Estados Unidos", afirmó el senador por Illinois.

Ayer, en tanto, se informó que la esposa de McCain, Cindy, pagó un millón de dólares de impuestos calculados sobre un rédito superior a los cuatro millones registrados en 2007.

Respaldo

Pese a las críticas de McCain, el candidato demócrata tuvo ayer una buena noticia: logró el apoyo de The Washington Post, Los Angeles Times, y Chicago Tribune, tres grandes periódicos estadounidenses.

Por otra parte, The New York Times reveló ayer que la campaña de Obama superará mañana o pasado mañana los 188 millones de dólares que Bush gastó en anuncios en 2004, con lo cual sería un monto récord.

Comentá la nota