Mburucuyá: empleados municipales reclamaron por despidos

El intendente Cristian Guastavino negó que se hayan producido despidos de más de 50 personas y denunció a la administración de Carlos Medina por incorporar a la grilla del personal de planta a más de 50 personas. Dijo que la protesta está digitada políticamente.
A cuatro días de su asunción, el intendente Cristian Guastavino fue protagonista de una protesta que encabezó un número importante de empleados, que reclamó al jefe comunal por amenazas de despidos; al mismo tiempo que Guastavino denuncia múltiples irregularidades de la gestión saliente.

Durante la jornada de ayer se produjeron protestas frente al palacio municipal de Mburucuyá. El intendente negó que se hayan producido despidos de más de 50 personas y denunció a la administración de Carlos Alberto Medina por incorporar a la grilla del personal de planta a más de 50 personas. "No tenían ni siquiera contrato y pasaron a planta permanente", dijo el alcalde de Mburucuyá.

El nuevo intendente de Mburucuyá denunció públicamente el estado en que presuntamente habría recibido el Municipio. "La realidad marca que tengo que recibir un municipio con muchas irregularidades", dijo en su discurso en pleno acto de asunción, el 10 de diciembre.

"Han tratado de llevar todo, se creen dueño de lo que no le pertenece y lastiman a la institución. No será fácil salir de este deterioro institucional", dijo Gustavino en sus primeras palabras como intendente.

"Esto está digitado políticamente, quieren generar un caos diciendo que en nuestra comuna hay crisis", sostuvo el intendente Cristian Guastavino, apenas a cuatro días de asumido el mando e inmerso en un complicado panorama económico.

"Son personas capaz de hacer cualquier cosa, frente al Municipio no hubo más de 20 personas. En un momento dado comenzaron a quemar gomas diciendo que yo despedí a 70 empleados. Esto es una intencionalidad política que viene del Gobierno nacional", apuntando al intendente saliente que es dirigente de esta en sintonía con el matrimonio presidencial.

Por otro lado, Guastavino dio su respaldo al gobernador Ricardo Colombi y aseguró que a pesar de las irregularidades con que se encontraron, su administración ya está trabajando para subsanarlas.

La voz de los empleados

Pese a que el flamante intendente niega los despidos en la Comuna de Mburucuyá, los empleados se hicieron sentir ayer frente al palacio municipal. Uno de los afectados, Gustavo Benítez, afirmó que atraviesan una situación bastante incómoda luego de que el intendente dejara sin efecto un decreto de pases a planta.

"Antes de asumir estaba todo bien y ahora que asumió Guastavino reacciona como si fuese una novedad y corre peligro la situación laboral de más de 60 familias", sostuvo.

El grupo de damnificados pide que se respete sus derechos como trabajadores y se deje se considerarlos como los "monaguillos de las arbitrariedades o desencuentros políticos. Parece que somos el trofeo o la vía para la venganza después de las elecciones. La resolución data del mes de agosto y fue dejada sin efecto por el nuevo intendente de la localidad", Cristian Guastavino.

"Entendemos que se trata de una persecución política. En Mburucuyá habíamos avanzado muchísimo en participación y convivencia, lamentamos el hecho porque significaría un retroceso de por lo menos 20 años. Creemos realmente que se está tomando revancha con estas familias", aseguró.

Comentá la nota