La mayoría del Tribunal de Disciplina justicialista se identifica con Romero.

Según diferentes fuentes partidarias los miembros del Tribunal de Disciplina del PJ, se identifican en su mayoría con el actual titular del PJ, Juan Carlos Romero. Este órgano partidario se apresta a recibir una presentación de los apoderados partidarios, Rodolfo Urtubey (h) y Aníbal Anaquin, solicitando sanciones para Romero, el tesorero Víctor Brizuela y le candidato del Frente Federal, Walter Wayar.
Según las fuentes consultadas por Nuevo Diario, José Zapia, Hilda Lobo y María Falcón. Se identifican con el ex gobernador, mientras el secretario del sindicato de los viales, Ricardo Alfaro y el director del Ente Regulador de los Juegos de Azar, ENREJA, Antonio Restom, aun estaban indefinidos. El consejero provincial Daniel Jesús Isa, reclamó la renuncia de Romero, Brizuela y Wayar, los dos primeros por apoyar a otro partido y el tercer por ser candidato del Frente Federal.

Según la carta orgánica partidaria el Tribunal de Disciplina estará compuesto por cinco miembros designados por el Congreso Provincial. Duran cuatro años en el ejercicio de sus funciones.

Deberán ser preferentemente abogados y reunir los requisitos exigidos para ser Senador Nacional. No podrán tomar parte de otros organismos partidarios.

Es facultad del Tribunal de Disciplina entender en todos los casos de inconducta, indisciplina o violaciones de principios o resoluciones partidarias. Deberá garantizar el derecho de defensa, produciendo las pruebas ofrecidas con una vista para alegar.

Las decisiones se tomarán por simple mayoría.

El Tribunal de Disciplina podrá aplicar las siguientes sanciones: amonestaciones, suspensión temporaria de la afiliación y expulsión.

Las sanciones de suspensión y expulsión serán apelables y deberán fundamentarse dentro de los diez días ante el Consejo Provincial, quién deberá expedirse en el plazo de quince días en caso de mantenerse la sanción; vencido dicho plazo sin pronunciamiento del Consejo Provincial, el interesado podrá recurrir a la vía judicial. La carta orgánica establece que el presidente del Consejo Provincial es el presidente del Partido, su representante legal. En caso de renuncia, incapacidad sobreviniente, muerte o expulsión, los miembros del Consejo Provincial, dentro de los tres días de producido el evento, deberán elegir nuevo presidente por mayoría absoluta. En el caso de no obtenerse mayoría absoluta luego de dos elecciones, se elegirá exclusivamente entre los dos más votados.

Comentá la nota