Sin mayoría K, la torta sí se discutirá

Con la pérdida del control parlamentario, el kirchnerismo asistirá a la ofensiva opositora por rediscutir distintos aspectos de la coparticipación federal a las provincias. Quince diputados santafesinos coinciden en pelear proyectos que antes naufragaban.
La nueva composición parlamentaria, en la que el kirchnerismo perdió la mayoría, será el almácigo donde a partir de ahora los diputados de la oposición harán rebrotar proyectos que hasta ahora no habían prosperado, y algunos que ni siquiera habían logrado instalarse en el temario de las comisiones. De los 19 diputados santafesinos, cuatro son del Frente para la Victoria y el resto se divide entre peronistas reutemistas y los diversos partidos del Frente Progresista Cívico y Social. Menos los kirchneristas, todos coinciden en arremeter en este escenario con iniciativas que apuntan a discutirle a la Nación el reparto de los recursos y mejorar distintas partidas de la coparticipación federal, en la que a Santa Fe le toca casi el 9 por ciento.

Con matices, el justicialismo no kirchnerista, enrolado en el bloque Peronismo Federal, tiene desde el año pasado una agenda cuya esencia apunta a rediscutir algunos puntos de la coparticipación federal. "Como lograr el consenso para cambiar la ley de coparticipación es muy difícil, trataremos de introducir modificaciones en algunos aspectos que hacen a la justicia fiscal para las provincias", explicó la reutemista Celia Arena. Su compañero de bancada, Walter Agosto, insistirá en 2010 con la distribución plena de lo recaudado por Impuesto al Cheque, tal como ya lo hizo este año, sin éxito. "Significaría 700 millones de pesos más para Santa Fe. Hoy, por cada 100 pesos que recauda ese impuesto, las provincias reciben sólo 15", dijo. También el socialismo presentó este año una iniciativa similar que no pasó por el filtro de comisiones. Es que ese tributo, creado en 2001, representó en 2008 222 millones de pesos al ser coparticipado hasta el 30%; pero significarían 741 millones si el reparto de la Nación fuera total.

La ley 23.548 le impone al Estado nacional un piso del 34% de la recaudación tributaria para que lo distribuya entre las provincias. Nunca por debajo de ese porcentaje. "Eso no se cumple, se coparticipa el 30%, o el 32 como mucho. Presentamos un proyecto para que ese mínimo no esté abajo del 35% de la recaudación, pero nunca fue tratado porque la mayoría K de las comisiones lo evitó", apuntó Agosto. Sobre ese punto, Santa Fe impulsa un reclamo ante la Corte nacional.

La jefa del bloque socialista, Mónica Fein, planteó tres ejes en el nuevo horizonte parlamentario: federalización de recursos, calidad institucional e inclusión social, enumeró. "Hasta ahora teníamos dificultades hasta para discutir en comisiones determinados temas. Como la presidencia de cada comisión decide el temario, la hegemonía oficialista en esos espacios impedía ciertos debates. Tenemos un proyecto para distribuir en forma equitativa los Aportes del Tesoro Nacional (ATN). El gobierno transfirió al Tesoro 2.000 millones de pesos de fondos coparticipables que no distribuyó, y se los descontará a las provincias que le deben a la Nación. Es una muestra de cómo el régimen de coparticipación ha sido desfinanciado en perjuicio de las provincias", indicó Fein. En este asunto, el diputado Fabián Peralta (GEN) adelantó su intención corregir el criterio del manejo de los ATN. "En 2007, Santa Fe aportó 80 millones a ese fondo, y recibió sólo la décima parte de eso. Las propias provincias le ceden recursos a la Nación para que vuelvan a ellas, pero de manera discrecional", cuestionó. El legislador radical presentará un proyecto para mejorar la recaudación del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi), que actualmente se nutre del impuesto a los combustibles. "Hoy, para Santa Fe eso representa 50 millones de pesos anuales, equivalentes a unas 600 viviendas, cuando hay más de 100.000 solicitudes esperando", comparó.

Transparencia. Con el control perdido en Diputados, el kirchnerismo verá arreciar otras varias propuestas de la oposición que hasta ahora había podido desactivar. "Esperamos avanzar con pedidos de informes que hasta ahora ni salían de comisión. Ni hablar de pedir la interpelación de algún funcionario", recordó Peralta.

Agosto le apuntará también a la intención de "suprimir los superpoderes presupuestarios que le otorgan al Ejecutivo facultades para cambiar discrecionalmente partidas de un lado para otro. Debe fijarse el tratamiento de las partidas y no usarlas para gasto corriente", señaló el justicialista, ex ministro de Hacienda provincial en la gobernación de Jorge Obeid.

El adecentamiento del Indec también se cuenta entre los objetivos comunes de la oposición. Los bloques del Peronismo Federal y del Socialismo coinciden. Tienen preparados sendos proyectos para sacar al Indec de la órbita del Ministerio de Economía y dotarlo de autonomía y autarquía, con una estructura similar a la del Banco Central, con directores nombrados con acuerdo del Senado, cuya gestión trascienda un período de gobierno y cuyos técnicos ingresen por concurso.

Son quince contra cuatro

El kirchnerismo es minoría entre los representantes santafesinos en la

Cámara Baja. De los 19 diputados nacionales de Santa Fe, sólo cuatro responden al Frente para la Victoria: el jefe del bloque, Agustín Rossi, su hermano Alejandro, el presidente de la crucial comisión de Presupuesto y Haciendo, Gustavo Marconato, y Paulina Fiol.

La bancada del Peronismo Federal cuenta seis legisladores. Los nueve restantes comulgan en el Frente Progresista que gobierna la provincia, pero sus filiaciones son diversas: hay tres socialistas, dos de Coalición Cívica. La UCR, el Partido Demócrata Progresista, el bloque SI y el GEN tienen un representante cada uno.

Comentá la nota