La mayoría de los políticos anticipó una postura opuesta a la de la Corte

Iglesia, gobernadores y legisladores, en contra de descriminalizar la tenencia de drogas para consumo
Una frase del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, puede resumir las posturas opuestas a la despenalización de la tenencia de drogas para el consumo personal: "El conurbano no es Holanda. Nuestras realidades sociales son muy distintas". Así se expresó cuando LA NACION solicitó su opinión sobre el tema, días antes de los comicios de fines de junio.

Los ejes de las campañas de los distintos candidatos ni siquiera rozaron el tema en aquel momento. El narcotráfico y el consumo de drogas no estuvieron presentes en el debate electoral; ni en los diferentes oficialismos ni entre los opositores. Sólo cuando LA NACION preguntó directamente a los políticos, se alzaron voces importantes contra los proyectos más "liberales".

Scioli opinó que una legislación "permisiva" provocaría un descalabro mayúsculo en su provincia. El mensaje técnico-jurídico del futuro fallo de la Corte Suprema podría ser leído en la calle como una habilitación legal al mercado de drogas. Esa posible desviación social como consecuencia de la sentencia fue motivo de la charla de Scioli con varios obispos, la semana pasada.

Monseñor Agustín Radrizzani, a cargo de la diócesis de Mercedes-Luján, tomó la palabra luego de ese encuentro: "Nosotros, de común acuerdo con los obispos, creemos que la despenalización de la tenencia de drogas no soluciona el problema de fondo; no la vemos como positiva".

La Iglesia adoptó una posición firme en esta cuestión. Desde que la Corte empezó, a fines de 2008, a hacer circular la versión de que estaría cerca de emitir un fallo despenalizador, los obispos comenzaron a articular mensajes en contra cada vez más directos.

Allende las autoridades de la Iglesia, fueron los llamados "curas villeros" los que impulsaron con más fuerza el debate. La posición de estos sacerdotes no dejó dudas; en un documento, afirmaron que "la droga [estaba] despenalizada de hecho" y que esa situación provocaba la escalada de violencia en los asentamientos más precarios, donde no hay opciones para recuperar adictos, donde se mata y se muere por un paco.

Barrera política

Los funcionarios políticos opinaron menos en relación con un tema que más temprano que tarde se debatirá en el Congreso. Pero dijeron lo suyo. El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, se pronunció en contra de una medida despenalizadora.

Hace tiempo que el Gobierno es indiferente a la palabra del segundo hombre en el orden institucional del país: el vicepresidente no mellaría una decisión ejecutiva de avanzar con la despenalización de la tenencia de drogas, tras el fallo de la Corte. Pero el impulso kirchnerista en aquel sentido tiene, aun desde antes de las elecciones, obstáculos más fuertes que el de Cobos: los propios gobernadores peronistas.

Además de Scioli, se opusieron en público a permitir la tenencia de drogas para consumo personal Juan Schiaretti (Córdoba), Daniel Peralta (Santa Cruz), Mario Das Neves (Chubut), José Luis Gioja (San Juan), Luis Beder Herrera (La Rioja), Julio Alperovich (Tucumán) y Celso Jaque (Mendoza). También el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, opinó en contra.

Todos hablaron antes de las elecciones, cuando apoyar la despenalización de la tenencia de drogas podía restar votos. Las encuestas sociales muestran el rechazo mayoritario a esa posibilidad. Hoy, los gobernadores no volvieron a plantear cuestionamientos. La Corte tomó la palabra justo después de las elecciones.

El gran ganador de esos comicios fue Francisco de Narváez. Hay millones de votos detrás de un contundente mensaje suyo: "El narcotráfico está presente en el país y el acceso a las drogas está despenalizado de hecho, pero no podemos darles un manto de legalidad".

Cifras del consumo en la Argentina

6,9%

Marihuana

* Avanza por el alto nivel de tolerancia social del que goza.

0,5%

Paco

* El comercio de esta sustancia es de $ 1300 millones al año.

0,5%

Extasis

* Se consume especialmente en las fiestas electrónicas.

2,6%

Cocaína

* Su uso es en la Argentina mayor que en los países vecinos.

Fuente: Sedronar, Encuesta Nacional de Hogares, 2006. De 15 a 65 años.

Se incautaron doce kilogramos de cocaína

* Personal de la Aduana y de la Gendarmería detuvo ayer a tres mujeres con 12 kilogramos de cocaína en el puente internacional de Colón-Paysandú. Estas personas se dirigían en ómnibus desde Buenos Aires a Montevideo y llevaban los paquetes con drogas adheridos a sus cuerpos en el momento de ser detenidas. Se trata de una ciudadana argentina, una uruguaya y una boliviana, de entre 30 y 35 años, que intentaron pasar la cocaína mediante el uso de un vehículo del transporte público, una modalidad de tráfico de sustancias prohibidas que se da más habitualmente en el norte del país.

Comentá la nota