La mayoría de las motos circulan sin seguros en Santiago del Estero.

Tanto la demanda de usuarios como la oferta por parte de compañías aseguradoras es reducida en la provincia.
La mayoría de los propietarios de motocicletas que circulan en Santiago del Estero no cuentan con cobertura de seguro.

Este dato, preocupante por cierto, fue certificado a EL LIBERAL por la Asociación de Productores y Asesores de Seguros (Apra), y confirmado por el responsable de un Registro de la Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios, así como por encargados de mensajerías que emplean a propietarios de estos rodados y por negocios dedicados a la venta de motovehículos.

La aseveración de Dante Sgoifo, secretario general de Apra, fue contundente: “el porcentaje de motos aseguradas en Santiago es muy bajo”, aunque no pudo precisar cifras.

Justificó este bajo nivel de asegurados señalando que hay compañías que otorgan seguros solamente si el solicitante cuenta con una cobertura de otras ramas: automotores, integrales o de riesgo de trabajo, aunque admitió que existen empresas que lo hacen libremente sin importar que tengan o no otros seguros, agregando que “en Santiago no hay una gran demanda ni tampoco una gran oferta”.

Dejó en claro Sgoifo que “la oferta que existe en el mercado solamente cubre la responsabilidad civil o de tercero, no se hace por robo, ni por destrucción por accidente”, añadiendo que esta modalidad es por una cuestión de seguridad “porque el mercado rodante de Santiago está arriba del 40 por ciento de motos robadas”, destacando que “robar una moto es la cosa más sencilla”.

Explicó que otra de las causas por las que no se puede acceder a un seguro pasa porque la mayoría de los negocios que comercializan motos “las venden con remitos pero no entregan los certificados de importación o de fabricación, requisito indispensable para la verificación técnica para obtener la patente”.

Aquéllos que acceden a un seguro, deben abonar 55 pesos mensuales con cobertura de daño material o corporal, con un máximo de capital que es de 3 millones de pesos, aunque hay compañías que ofrecen cobertura con menor cantidad de costo y pagan hasta 500 mil pesos.

Los requisitos para asegurar una moto son: cédula verde del Registro del Automotor, pago del impuesto municipal de patente y factura de compra con las características del rodado.

Comentá la nota