Con mayoría de dinero público, lanzan un fondo para obras viales.

El Nación armó un fideicomiso por 1.500 millones de pesos. El grueso lo pone ANSeS.
Con cerca de 1.350 millones de pesos aportados por la ANSeS, el martes que viene se cerrará (después de dos postergaciones) el fideicomiso que armó el Banco Nación para juntar la plata que financie numerosas obras viales, la mayoría de ellas en territorio bonaerense.

El Nación, a través de su empresa de fideicomisos, salió a buscar $ 1.500 millones al mercado financiero a través de la emisión de papeles de deuda. Como era previsible, el grueso del dinero salió de los fondos de los jubilados. El sector privado (bancos, aseguradoras y fondos comunes de inversión) apenas presentó ofertas por $ 75 millones y se espera que el martes aparezcan otros $ 75 millones.

El fideicomiso emitirá papeles de deuda a 6 y 12 años de plazo. El tramo "corto" es el que se pensó para los bancos. El tramo "largo" originalmente fue diseñado para las AFJP, pero tras su desaparición la posta fue tomada por la ANSeS.

Los bonos emitidos rendirán una tasa de interés equivalente a la tasa Badlar más 4 puntos, es decir en torno al 18% anual.

Luego de esta emisión, se espera realizar una operación similar, también por $ 1.500 millones, en agosto. Quedarían $ 1.000 millones más para emitir antes de fin de año. El fideicomiso recibirá regularmente dinero que proviene del impuesto al gasoil. Ese dinero es el que garantiza los pagos a los inversores.

Originalmente la fecha de cierre para emitir la deuda era el jueves. Pero numerosas dudas planteadas por los bancos obligaron a una postergación, primero para ayer viernes y luego para el próximo martes.

Las dudas que tenían las entidades apuntaban a si el Central les permitiría, y en qué condiciones, invertir en deuda que en definitiva es del sector público.

El Central respondió que los bonos de estos fideicomisos debían ser computados parcialmente como "exposición al sector público".

En términos prácticos, el Central consideró que la deuda en cuestión tiene menos "riesgo público" que un bono nacional o provincial, debido a que la fuente de los fondos necesarios para el repago de dicha deuda no es el Tesoro o la Coparticipación, sino los miles de usuarios que consumen gasoil. Es decir, es una fuente de ingresos más atomizada, imposible de eludir (el que paga el gasoil, aunque no lo sabe, está pagando también el impuesto) y hay una ley que especifica el destino de los fondos recaudados.

De hecho en 2008, a este fideicomiso le hubieran correspondido $ 1.090 millones por el impuesto al gasoil. Una cifra más que suficiente para garantizar los repagos.

Los fondos que se recauden irán íntegramente a la Secretaría de Obras Públicas. La intención de esta dependencia es lograr la financiación para llevar adelante el plan vial 2009/10.

El programa contempla la pavimentación de 22.570 cuadras, incluidos accesos a escuelas y hospitales. Se estima que el grueso de esas obras están en territorio bonaerense.

Comentá la nota