La mayoría de los comercios locales respetan el acuerdo nacional y ofrecen pagar las compras con tarjeta en seis cuotas sin interés.

La decisión por parte de las principales empresas de tarjetas de crédito para prolongar el acuerdo que permite a los comercios del interior del país ofrecer planes de seis cuotas sin interés tiene una alta acotación en Formosa
El argumento de sostener esa medida solo para el interior del país radica en el hecho que esta parte del país es la que mayor siente el impacto en los niveles de consumo, reafirmándose mes tras mes la disminución de ventas en los rubros catalogado como de "segunda necesidad".

Aunque también registran una merma importante en varios ítems, los comercios de Capital Federal y el Gran Buenos Aires están exentos de este "beneficio" y se limitan a acuerdos concretos entre comercios y bancos en forma directa.

Según los distintos analistas económicos y las cifras que manejan organismos de consumo, las ventas minoristas en el interior del país disminuyeron entre un 25 y 40%, siendo los ítems electrodomésticos, calzados e indumentaria deportiva los mas castigados.

Meses de incertidumbre

egún los analistas económicos, la crisis que vive el sector agropecuario desde marzo del año pasado golpeó a algunas de las regiones del país que fueron las más prósperas entre 2004 y 2007. Tanto la incertidumbre económica como la tasa de inflación de dos dígitos que maneja la Argentina hacen que ni las empresas de tarjetas ni los comercios se animen a ofrecer financiación sin interés por más tiempo.

Fue en enero de este año que se eliminaron por completo los planes generalizados de 12 cuotas sin interés en todo el territorio nacional, situación que se venía extendiendo desde mediados del año pasado cuando las casas que ofrecían esta alternativa comercial eran la excepción, no la generalidad.

Incluso en el momento más crítico del conflicto entre el Campo y el Gobierno, los comercios optaron por incorporar un plus financiero de acuerdo a la cantidad de pagos elegida por el comprador.

En Formosa el "beneficio" se mantiene

Un recorrido de El Comercial por empresas de distintos rubros de la ciudad permitió comprobar que el acuerdo alcanzado hace unos meses y confirmado en las últimas horas, se cumple en la mayoría de ellos.

Las casas comerciales que desde hace casi un año no pueden detener la tendencia bajista en los niveles de venta son los que más se aferran a los acuerdos que fomentan el escaso consumo de los formoseños.

De esta forma, casas dedicadas a la venta de calzado y ropa deportiva, electrodomésticos, vestimenta y servicios ofrecen la posibilidad de "comprar en 6 pagos con tarjeta sin intereses".

Un dato curioso lo protagonizan varios supermercados locales, quienes se muestran reticentes a solventar las compras en cuotas sin interés financiero. Justo este rubro es el que menos cargó con los números negativos, y aunque a comparación de otros años las ventas no mantuvieron el nivel de crecimiento, no se registraron "pérdidas".

Varias cadenas supermercadistas ofrecen pagar las compras con tarjeta de crédito sin interés cuando eligen hacerlo en una cuota. Desde la segunda en adelante, ya hay que sumar a las compras los intereses que devienen por las tasas crediticias, que tienen un piso del 7% y los topes giran alrededor del 45%.

Las alternativas para comprar

Lo que antes era un festín de ofertas "a sola firma" ahora se sintetiza a una serie de condicionantes para poder acceder a los créditos personales, cuestión que excluye a los que no están dentro del circuito económico formal y limita a los que perciben solo parte de sus haberes "en blanco".

Ante esta situación, se extremaron los requisitos para otorgar crédito al público en general y las operaciones se concretan con tarjetas de crédito o en efectivo, aunque esta última es la excepción a la hora de realizar una compra.

Quienes más sufren las imposibilidades de acceder a un crédito comercial son aquellas personas que tienen menores recursos o ingresos porque el piso para poder acceder a un crédito supera el promedio del sueldo de un empleado informal.

Esta alternativa tampoco representa una posibilidad de ventaja para quien accede hoy a un crédito comercial, ya que actualmente las tasas financieras con altísimas por la incertidumbre del mercado.-

Caída en las ventas

No obstante, Lourenzo aclaró que "no es que la venta cayo producto del canje o no canje, sino ante una mayor prudencia al momento de decidir una compra y fue prorrogada esa decisión de compra, entonces no le podemos achacar la situación actual a los planes anunciados sino que frente al gran temor que tiene la gente no consume".

"La gran medida que estamos esperando todos es que desde el estado nacional se informe que toda la situación a está controlada, que hay perspectivas de crecimiento, que los índices macroeconómicos dan mejor que en otros países, que se sigue produciendo a niveles normales, que la gente no va a perder el empleo, que todo esto genere una certidumbre y frente a esta seguridad en el futuro la gente empiece a consumir", destacó.

Lourenzo aseguró que actualmente "nosotros no tenemos una crisis real sino una crisis de expectativa; el miedo y la incertidumbre producen este espiral recesivo que ojalá se corte a tiempo" confió ya que consideró que "la situación no es grave, no estamos como en 2001".

"Tanto comprador como vendedor están siendo muy prudentes al comprar al vender, al fiar o al no fiar, que son decisiones que por ahora están siendo tomadas en forma muy conservadora" recalcó.

Comentá la nota