La mayoría de los carteles de obras en construcción están en infracción

Si bien la norma que regula la cartelería de las obras en construcción se aprobó hace seis meses, muy pocas edificaciones cumplen con la ley. Un recorrido hecho por una ONG determinó que sólo una de las 30 construcciones que formaron el itinerario exhibe el cartel de obra con los requisitos formales establecidos por el decreto 1.732.
Las infracciones no pasan desapercibidas para ningún ojo avizor e involucran desde emprendimientos comunes hasta complejos que alcanzaron una publicidad casi emblemática. Más aún, los mismos vecinos de las obras que no cumplen con esta norma pueden dar aviso al Ministerio de Trabajo. Sin embargo, los carteles fuera de norma siguen allí como si nada.

El decreto 1.732 que regla las condiciones de contenido y forma que deben tener los carteles de las obras, vio la luz el 14 de julio en el marco de la Comisión Tripartita para el Trabajo Decente. Allí, autoridades provinciales y portavoces de la construcción, junto a trabajadores del gremio, dieron el marco para la nueva norma, que apunta a fortalecer el cumplimiento de las normas laborales (ver aparte).

"Ningún profesional puede desconocer esto, hasta se encuentra en internet el modelo del nuevo cartel", explicó asombrado Narciso Canteros, portavoz de la asociación civil Manos a la Obra, encargada de hacer el relevamiento que de 30 construcciones en el área central detectó 29 en infracción.

Un recorrido realizado por LaCapital arrojó resultados similares. En dos zonas donde la actividad florece, bulevar Oroño y Puerto Norte, apenas dos edificaciones respetaban la norma que regula el diseño de los letreros de obra.

Según el decreto 1.732, estos elementos son "el único medio de comunicación entre los responsables de las obras y los trabajadores, creando un elemento de prueba del contrato de trabajo, generalmente celebrado en forma verbal".

Los considerandos que forman el fundamento del decreto sostienen que "en la actualidad, los carteles de obra no cuentan con la información suficiente referida a los distintos roles profesionales habilitados, responsables de la obra y del cumplimiento de las normativas vigentes".

"¿Cómo se puede hablar de responsabilidad empresaria si de 30 edificaciones sólo una tiene el cartel como corresponde?", se interrogó Canteros, y acotó que la omisión va en desmedro de la vida de los trabajadores. Además aseguró que el recorrido realizado tuvo como objetivo "individualizar" a quienes no cumplen con las normas legales e informarlo a la comunidad.

Para Canteros, aún quedan muchos interrogantes sobre las diez últimas muertes en la construcción durante 2008. Sobre todo quiere saber si los responsables de las obras siniestradas fueron alcanzados por la Justicia, más aún, si esos mismos profesionales siguieron levantando edificios.

   “No sé si la Justicia está acorde con esta problemática”, aseguró el albañil. E incluyó en su duda a los montos de las multas que pagan las constructoras por sus infracciones a la seguridad laboral. También se interrogó sobre el grado en que los colegios de profesionales y las autoridades se involucran en el tema.

   Los carteles de obra diseñados por la provincia en julio pasado son de cumplimiento obligatorio para todas las edificaciones en marcha, aun las que ya tengan un cartel de acuerdo a la normativa municipal o comunal. En estos casos, la norma preveía un plazo de 30 días para adaptarse a las nuevas exigencias.

   El decreto 1732 también dispone que sin perjuicio de la labor de policía municipal los inspectores del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social podrán labrar actas de infracción en caso de constatar la falta del cartel o sus omisiones, alteraciones y enmiendas.

Mejoría. En opinión de Canteros, la Comisión Tripartita para el Trabajo Decente en el área de la construcción sólo “apagó el fuego” de las últimas muertes. Al respecto, desde la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, Alicia Ciciliani desestimó la evaluación del albañil. “Las condiciones de trabajo mejoraron en el último año en la provincia, desde que asumimos sacamos las muertes de la sección Policiales y las llevamos a las primeras páginas de los diarios”, enfatizó la funcionaria.

   Más aún, Ciciliani aseguró que “el cartel de obra es uno de los lineamientos estratégicos establecidos por la Comisión Tripartita”. Y definió a este ámbito como un “espacio donde se logran acuerdos para mejorar las condiciones de trabajo”. La funcionaria invitó a denunciar irregularidades al teléfono 0-800 -555 -3846 ó a transparencia@trabajosantafe.gov.ar.

A pulmón “Nosotros utilizamos los S.O.S. para hacer denuncias”, explicó el trabajador y aseguró que en el 2008 enviaron no menos de 300 mensajes generados a partir de la inquietud de vecinos y transeúntes que los contactan. “La gente nos avisa, nos acercamos y a vista de calle es fácil ver las condiciones de seguridad. A partir de ahí ubicamos a los profesionales a cargo de la obra y les avisamos de las falencias”, relató.

Comentá la nota