“El mayor déficit está en el área de enfermería” .

“El mayor déficit está en el área de enfermería” .
Afirmó el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, Alberto González, en cuanto a la situación actual que atraviesa el sistema sanitario bonaerense. “Las urgencias que tienen hoy los hospitales no admiten más demora”, dijo e insistió en que deben efectuarse los nombramientos acordados con el Gobierno Provincial.
Pese a los acuerdos paritarios alcanzados hacia fines del año pasado con el Gobierno Provincial, continúan los retrasos de nuevos cargos en los hospitales bonaerenses, así como pases a planta permanente, salarios y condiciones dignas de trabajo.

Esta situación se refleja en el Hospital local San Felipe, donde las necesidades de personal son notorias y repercuten en la atención a la comunidad.

El gremio Asociación de Trabajadores del Estado denunció la falta de cumplimiento de los acuerdos por parte del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, remarcando que no fueron respetados los plazos estipulados para nombramiento de personal.

El secretario general en nuestra ciudad, Alberto González, señaló que en el primer mes del año la situación no ha variado mucho: “Estamos con necesidades urgentes de nombramiento de personal. Prácticamente está todo paralizado. Esto también tiene que ver con la altura del año, hoy en el Ministerio de Salud hay poca gente trabajando porque hay muchos compañeros de vacaciones”.

Necesidades

El dirigente gremial remarcó que “lo cierto es que las urgencias que tienen hoy los hospitales no admiten más demora”, e insistió en que deben efectuarse los nombramientos lo antes posible en beneficio de la calidad de atención que se brinda a la gente.

En este contexto manifestó que actualmente, el mayor déficit del sistema sanitario provincial está en el área de enfermería e indicó que en el Hospital San Felipe por ejemplo “no alcanza a haber un enfermero por cama”. Hay alrededor de 110 enfermeros.

“El trabajo que se realiza en el hospital tiene que ver con el gran esfuerzo que ponen nuestros compañeros, pero no está bien que trabaje un enfermero con 28 camas. El compañero pone lo mejor de sí, pero haga lo que haga así nunca puede brindar una buena atención. A eso se le suma el gran estrés laboral que se genera porque se dan situaciones de violencia, o donde los familiares no entienden que hay un solo personal y tienen todo su derecho. Esto hay que solucionarlo rápidamente”, consideró.

Gestiones gremiales

Las gestiones realizadas por ATE para mejorar las condiciones de trabajo en los hospitales y concretar el nombramiento de nuevo personal, comenzaron hace tiempo. González aclaró que los nombramientos dependen únicamente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y del Gobierno Provincial, “que es en definitiva quien va a firmar los decretos de designación de personal”, no así de la dirección del hospital.

Manifestó además que en el San Felipe la cantidad de cargos faltante está en el orden de los 60 en lo que hace a la Ley 10.430 de trabajadores no profesionales.

De los cuales hay 18 cargos que el Ministerio se comprometió a otorgar –para hemoterapia, esterilización, laboratorio y en su gran mayoría para enfermería- pero todavía no se efectivizaron. “Igual nos quedaría un déficit importante”, declaró.

Aunque el sector de enfermería es quizás el más crítico, se necesita personal en todas las áreas, incluyendo camilleros, porteros, personal administrativo, mucamas, y demás.

Salarios

En lo referente al incremento salarial para los trabajadores de la salud, González sostuvo que el gobierno de Daniel Scioli anticipó que las paritarias se abrirían recién en el mes de marzo. “Nos parece que ya en febrero tenemos que estar discutiendo el tema salarial porque estamos en igual situación que el resto de los trabajadores públicos.

Si todo aumenta y nuestro salario queda congelado evidentemente se empiezan a sumar necesidades a los trabajadores para mantener a sus familias”, declaró.

En este orden, el dirigente local de ATE reconoció que el 2008 fue un año cargado de muchas acciones desde su organización: “Logramos que al menos en la provincia de Buenos Aires haya una política salarial que permite que no se pague más en negro. Todos los aumentos que recibamos los trabajadores activos tendrán alcance a nuestros jubilados”. Aunque afirmó que los avances salariales se vieron “pulverizados” por la inflación que hay en el país, situación por la cual estarán reclamando una nueva recomposición salarial.

Comentá la nota