En mayo aumentará un 5% el seguro de los automotores.

Las aseguradoras aducen "reacomodamiento tarifario". Fuerte incremento de los siniestros en especial robos, hurtos y accidentes. Altos costos judiciales.
Algunas compañías de seguros, con fuerte presencia en el mercado local, confirmaron que, a partir de mayo, aumentarán el precio de las pólizas de rodados en un 5%, en promedio.

Este "reacomodamiento tarifario" ha surgido luego de que las aseguradoras han realizado estudios técnicos muy precisos para minimizar el impacto en el actual escenario financiero, el cual presenta una clara tendencia a las pérdidas en las coberturas de Responsabilidad Civil (RC), por parte de las compañías, y de anulaciones y baja de costos por parte de los consumidores.

Las aseguradoras están en un momento de gran tensión financiera que se manifiesta a través de una enérgica inflación (prevista para este año en un 15%) y un crecimiento incontrolable de los robos, hurtos y accidentes viales, a lo que se suma el costo imprevisible de la alta judicialidad de los siniestros.

Por ello, algunas compañías afilan al máximo las políticas comerciales con rebajas, promociones a flotas de automóviles, descuentos en pólizas de mayor cobertura y premios a los asegurados sin accidentes. Mientras tanto, otras prefieren seguir invirtiendo en mejorar los servicios llevando las tarifas a precios un poco menos competitivos.

Dentro de las líneas de las políticas comerciales de las compañías, Esteban Rodríguez, gerente general de la Mercantil Andina, explicó que el costo de la cobertura básica que cubre Responsabilidad Civil (RC) es deficitario para cualquier compañía, por lo que esta empresa decidió generar "un pequeño aumento para la RC del 5% y hacer un descuento del 17% para todos aquellos asegurados que tienen contratado la de todo riesgo". La empresa trata de estimular la contratación de seguros de mayor cobertura.

Por su lado, Triunfo Seguros también estudia una suba del 6% manteniendo importantes descuentos de acuerdo a la forma de pago y a la cantidad de autos asegurados. Así, el cobro por débito automático tiene un descuento del 10%, mientras que las flotas de automóviles (y en función a la cantidad de rodados asegurados) podrían tener descuentos de entre el 12% y 20%.

Luis Condeno, desde esta compañía mendocina, explicó a Los Andes que los altos costos que genera la judicialidad de los siniestros afecta directamente a la economía financiera de las aseguradoras.

"Un juicio puede costar desde $ 3.000 hasta $ 20.000 en casos similares", señala Condeno. Las indemnizaciones están absolutamente sujetas a las pujas legales de los abogados y sus clientes con las aseguradoras, lo que termina impactando en los valores de las pólizas.

En este mismo sentido, desde la compañía La Segunda, Carlos Villanueva dijo que un fenómeno que aumenta el precio de los seguros es la altísima siniestralidad nacional producto de las malas conductas de los argentinos ante el volante.

"En las grandes ciudades hay muchos choques de poca intensidad y en las rutas hay menos colisiones con gravísimas consecuencias en cuanto a los muertos y heridos. Éste es el costo oculto", indicó Villanueva desde Santa Fe, además de enumerar otros factores que contribuyen a los accidentes, como las paradójicas leyes de tránsito, el mal estado de la red vial y el aumento en las ciudades del parque automotor.

Guillermo Butazzoni, ejecutivo de la española Mapfre, explicó a este medio que esta aseguradora ya ha efectuado reajustes a principio de año del 30%. Aquí, la táctica es invertir en los servicios propios (como el servicio de grúas) así pueden manejar mucho mejor los costos propios y no están sujetos a la tercerización de los mismos.

Mapfre es una de las pocas compañías de la plaza que tiene facturación anual y que se ha preparado para esta crisis reinvirtiendo en el personal y en los servicios. Butazzoni expresa que, a pesar del ahorro, la austeridad de la empresa y los servicios propios, no son ajenos a la crisis y a los aumentos aunque dentro de la compañía sienten que están "ordenados" para llevarla adelante.

Todas las compañías consultadas señalaron que los altos costos de judicialidad y el crecimiento exponencial de los accidentes con heridos, algunos mortales, las roturas y la destrucción total de los autos, los robos y hurtos masivos, son algunos de los factores que influyen en el incremento y en los costos de los siniestros. Las compañías contienen los aumentos por algún tiempo hasta que los trasladan directamente al precio de las pólizas.

Cabe destacar que en nuestro país mueren entre 8.000 y 10.000 personas por año en accidentes viales producto de la falta de respeto a las leyes viales y a la conciencia social en las calles y rutas. A esto se le suma que 40% de los conductores manejan sin seguro.

Comentá la nota